La aparición de perros muertos, mascotas, ha generado la preocupación en sectores rurales de la comuna de Futaleufú. Esto se debe a que mascotas domésticas estarían siendo envenenadas de manera intencional por dueños ganaderos, situación que ha ocurrido en los sectores El Límite y Río Chico.

Lo más grave es el uso indiscriminado de químicos y manipulación de veneno que se arrojan en carnadas en sitios privados o abiertos cerca de viviendas o en proximidades de escuelas rurales generando una situación mayor y que atenta contra la seguridad de los pobladores ya que el cuerpo de los animales muertos, o los restos de veneno, pueden ser arrastrados o consumidos por otras especies generando con ello daños a la fauna nativa, y lo que podría ser peor aún enfermar y afectar a niños o personas si dichos contaminantes llegaran por ejemplo a alrededores de viviendas.

Esta situación señala Valeria Leal, a quien le envenenaron sus mascota, no es la primera vez que ocurre y se estaría realizando con compuestos organofosforados (químicos empleados en insecticidas o herbicidas) y con estricnina; esto de acuerdo a lo le han consignado los veterinarios de la zona que han atendido a las mascotas envenenadas y que se deducen por los síntomas que presentan de vómitos, diarrea, espuma en el hocico y convulsiones. La estricnina es un químico que afecta al sistema nervioso central y que dependiendo de la dosis puede matar en cuestión de minutos pero de manera muy dolorosa.

Esta mala práctica de envenenar a mascotas, no es nueva, pero no es denunciada de manera formal señalan los afectados, porque para hacerlas se requiere de presentar pruebas gráficas más que un testimonio porque de lo contrario no llegan a nada, razón por la cual no quedan más que en descargos en la comunidad y en la afectación emocional a las familias que pierden una mascota. Sin ir más lejos se consultó a Carabineros de Futaleufú sobre la denuncia de estos actos no habiendo a la fecha antecedentes.

Respecto a la Ley de protección animal Nº 20.380, señala que en el “El que cometiere actos de maltrato o crueldad con animales será castigado con la pena de presidio menor en sus grados mínimo a medio y multa de dos a treinta unidades tributarias mensuales, o sólo con esta última.” como así también y para los dueños de animales señala que “Toda persona que, a cualquier título, tenga un animal, debe cuidarlo y proporcionarle alimento y albergue adecuados, de acuerdo, al menos, a las necesidades mínimas de cada especie y categoría y a los antecedentes aportados por la ciencia y la experiencia.“, es decir que así como se sanciona a quien maltrate a algún animal, exige a dueños de los mismos mantenerlos en espacios adecuados y bajo control.

Cabe consignar que el envenenamiento de animales no solo es común en la comuna de Futaleufú, sino que también ocurre en las comunas de Palena y Chaitén, siendo en muy pocas ocasiones el hecho denunciado de manera formal.

Print Friendly, PDF & Email