Los dispositivos permiten obtener información sobre la existencia e interacciones entre especies en áreas silvestres protegidas de la región de Los Lagos.

Con el objetivo de registrar, monitorear y fortalecer la conservación de especies de fauna nativa, equipos de guardaparques de CONAF han instalado cámaras trampa en diversos puntos de las áreas silvestres protegidas de la región, entre ellos, los parques nacionales Chiloé, Vicente Pérez Rosales y Pumalín Douglas Tompkins, lo que se extenderá a otras unidades de la región.

Las cámaras trampa son instaladas en lugares estratégicos por guardaparques de CONAF, con la finalidad de registrar y estudiar de manera no invasiva la presencia de especies como zorros, güiñas, pudú y pumas, entre otras especies de mamíferos y aves nativos.

Además, este sistema de monitoreo releva la presencia de diferentes amenazas a la conservación de la biodiversidad en áreas protegidas, como lo es el ingreso de perros asilvestrados, ganado o personas. Con la instalación de estas herramientas y con el posterior análisis de las imágenes que la cámara emite, se facilita la obtención de información certera sobre la existencia de determinadas especies de fauna y sus interacciones, “información que fortalece la toma de decisiones en las estrategias de conservación, de control de amenazas y educación ambiental”, dijo el director regional de CONAF Los Lagos, Jorge Aichele.

Durante las jornadas de instalación de equipamiento, especialmente en el Parque Nacional Chiloé, participaron guardaparques de distintas unidades a modo de encuentro técnico interprovincial, con el objetivo de aprovechar la instancia para capacitarse en el manejo de cámaras trampa, uso de GPS y el análisis de datos para los guardaparques y técnicos de CONAF. 

Print Friendly, PDF & Email