Señor Director:

Este 10 de Septiembre se conmemora el natalicio de Miguel Serrano (10. 9. 1917 – 28. 2. 2009).

Serrano, a través de su extraordinaria obra, plasmó una concepción del hombre y de la tierra, conectándola con una ancestral cosmovisión que le hizo plenamente consciente de la defensa de los valores tradicionales, lo que equivale a decir la defensa del hombre, de la mujer y de la Naturaleza.

Y ello fue su defensa de Chile –el nacionalismo mítico y místico–, del Chile Mágico, de la tradición araucano-gótica –de los verdaderos “hombres de la tierra”–, que hoy ha sido destruido por medio del globalismo, la psicotrónica, la promoción de las drogas, la corrupción y los anti-valores, astutamente implementados por el Gobierno Invisible que domina al planeta.

Aquél Chile que él veneró y defendió fue nuestra Patria. El Chili Mapu.

A la luz de las palabras del filósofo Martin Heidegger (1889-1976), quizás se pueda dimensionar –en parte– la portentosa obra de Miguel Serrano: Cuando los poetas están maduros, entonces es cuando pueden ser usados por los Dioses; ahora es cuando comienza el cuidado de la vocación poética: El retorno a la patria por el cual la patria se prepara como la tierra de la cercanía del origen. Resguardar el misterio de la cercanía reservada a lo más gozoso y desplegarlo resguardando, éste es el cuidado del retorno a la patria.

La patria es el origen del espíritu y el fundamento del origen.

Rafael Videla Eissmann

Print Friendly, PDF & Email