Cada 10 de septiembre a nivel internacional se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, organizado por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y la Organización Mundial de la Salud, siendo el objetivo principal de este día concientizar de que el suicidio puede prevenirse, fomentando compromisos y medidas prácticas a nivel gubernamental y la sociedad civil.

Es por ello que como Seremi de Salud desarrollamos diferentes acciones, a través de Mesa Técnica Regional Intersectorial de Salud Mental, con énfasis en Prevención de Suicidio, la cual funciona desde el 2015, siendo un espacio que realiza coordinaciones sectoriales e intersectoriales, para concientizar de que el suicidio puede prevenirse, y que todas y todos podemos desempeñar un rol central en el apoyo a las personas que experimentan en sus vidas el dolor de la conducta suicida.

Afortunadamente, el suicidio es prevenible, y existe cada vez mayor evidencia respecto a las estrategias que presentan un mayor impacto en la disminución de muertes a causa de este. En este marco, hemos implementado una serie de acciones de vigilancia, formación, sensibilización y educación a la población con el propósito de reducir la tasa de mortalidad por suicidio en la población.

Si bien nuestra región de Los Lagos está sobre la media nacional en suicidios de población general adulta, hemos logrado una disminución de aproximadamente en un 65% de mortalidad por suicidio en adolescentes en los últimos años, realizando un fuerte trabajo con el sector educación, implementando guías para prevenir conductas suicidas en universidades, centros de formación técnica e institutos de la región.

Es por ello que pretendemos dar continuidad a esta estrategia, generando programas preventivos en los colegios,a través de la implementación gradual de la Guía para la Prevención de la Conducta Suicida, cuya metodología incorpora un fuerte componente psicoeducativo y refuerza aspectos para prevención, lo que mejora el acceso a la información y nos permitirá avanzar en las intervenciones de primera ayuda psicológica que se puede brindar en casos de ideación.

Considerando que la adolescencia es uno de los periodos del ciclo vital donde se producen los cambios más importantes a nivel del desarrollo, así como también una de las etapas donde se presentan las oportunidades para construir, debemos enfocar nuestros esfuerzos como sociedad en trabajar y consolidar estilos de vida saludable y otorgar los espacios necesarios que permitan aumentar el bienestar en nuestros jóvenes.

Y no solo en los jóvenes, sino que en la población en general, debemos tener siempre presente que la salud mental es igual de importante que la salud física, por lo que los invitamos a practicar la empatía,  prestar apoyo y detectar a tiempos las señales de conducta suicidas en nuestro entorno, para lo cual contamos con el Fono  Salud Responde 600 360 77 77, opción 1 o también pueden acercarse al centro de salud más cercano para solicitar una evaluación profesional. 

Otro aspecto importante a considerar es que una de las cosas que más les afecta a las personas en riesgo suicida es el estigma que sufren por los demás, especialmente por sus más cercanos. Por ellos es importante crear conciencia en la población que todas las personas podemos pasar momentos difíciles, por eso el llamado es a acompañar, respetar, escuchar y acoger los dolores de otro, recordando que brindar ayuda nos hace bien.

Hablar de suicido y sobre lo que siente una personas que sufre este dolor, es un acto terapéutico por sí mismo. ¡Ayúdanos a prevenirlo y hablemos para educarnos!.

Marcela Cárdenas Bohle – Seremi de Salud (s) región de Los Lagos

Print Friendly, PDF & Email