Con 140 participantes, la Seremi de Agricultura de Los Lagos inició su tercer ciclo de charlas online enfocado en la preparación de la temporada otoño-invierno, donde se recomendó al sector mantener un monitoreo constante de las condiciones agrometeorológicas, ya que los ´pronósticos para el sur del país apuntan a un trimestre con lluvias bajo la norma y temperaturas más cálidas.

Al respecto, el Seremi de Agricultura Eduardo Winkler señaló que “como Ministerio queremos aportar información de calidad, que nos ayude a disminuir la incertidumbre con que nos enfrentamos cada temporada. La agricultura, en su esencia, es una actividad muy expuesta, el clima nos suele jugar malos ratos, pero hay factores que sí podemos conducir y los avances tecnológicos se han vuelto nuestros aliados para mejorar este grado de certidumbre”.

En esa línea, la autoridad del agro apuntó a la gestión del agua, la introducción de nuevas variedades, estrategias de pastoreo y ajustes de carga animal como requisitos esenciales para obtener mejores resultados y enfrentar episodios adversos.

Sobre los pronósticos para el trimestre abril-junio, José Miguel Vicencio, de la Dirección de Meteorología de Chile (dmc),sostuvo que los centros de meteorología internacional coinciden en que el Fenómeno de la Niña ha finalizado o está decayendo, no obstante, al igual que la DMC concuerdan en que “para el trimestre abril, mayo y julio existe una probabilidad  bastante alta de que la zona central y el sur de Chile hasta la Región de Los Lagos,se registren condiciones de precipitación bajo lo normal”

Considerando aquello, es recomendable monitorear los datos meteorológicos diarios y el estado de cultivos y praderas, pues aún después de las lluvias es probable que la humedad de los suelos disminuya con mayor rapidez. 

El especialista de INIA Remehue, Alfredo Torres, en tanto, señaló que para abordar eventos climáticos adversos en el sector agropecuario debe existir una preparación anticipada, que se inicie en junio-julio de cada año, contemplando fertilización de praderas, forrajes conservados y cultivos suplementarios con un horizonte puesto en la próxima primavera e invierno.

Print Friendly, PDF & Email