La intervención de 25 organizaciones sociales de Chaitén y su respectiva Municipalidad fue un aspecto clave, pues ingresaron argumentos a la Comisión Regional del Uso del Borde Costero (CRUBC) durante el último año referente a ámbitos turísticos, sociales, ambientales, pesquero-artesanal, culturales, desproporción de las áreas, entre otros, para explicar la oposición al proyecto emanado desde Subpesca en abril del 2020.

Gracias a dichos antecedentes -y luego de 3 anteriores reuniones- la secretaría ejecutiva del CRUBC propuso la opinión desfavorable al proyecto, basándose principalmente en los siguientes puntos.

-Las áreas propuestas tienen un uso histórico, pero existen diferencias entre “Autorizaciones de colecta de Subpesca” y los Permisos de Escasa Importancia.

-Municipalidad de Chaitén y Organizaciones Sociales de la comuna, reafirman el rechazo a las áreas por su impacto en el turismo y la desproporcionalidad de superficie.

-Subpesca argumenta que existen algunos mitilicultores locales, y que la propuesta se realizó según sus registros de autorizaciones de colecta.

-La propuesta se sobrepone a propuestas de interés turístico (ZOIT) y Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios en trámite ECMPO

-Tres áreas tienen observación de Sernapesca por proximidad inferior a 50 metros con Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB).

Intervenciones y votación

“Creo que es el camino integrar, conversar y ver como pueden coexistir las actividades, porque se trata de una zona compleja con varias sobreposiciones”, señaló Cristián Espinoza, jefe de la División de Desarrollo Pesquero de Subpesca.

En tanto, si bien valoraron la rectificación de la propuesta, representantes de la Municipalidad de Chaitén y organizaciones sociales de la comuna cuestionaron que no se haya dado mayor relevancia al trabajo comunitario desde un inicio.

“Ha sido un proceso largo y nos hubiese gustado que toda esta información hubiese sido presentada por Subpesca desde el primer momento, ya que fueron las organizaciones sociales las que realizaron este proceso de alzar la voz y recabar antecedentes”, señaló  Sebastián Moraga, encargado de la Oficina Municipal de Pesca.

“Nosotros como comuna no queremos caer en el juego entre lo que es captación y permiso. Aquí hay que dejar en claro quiénes hacen el ejercicio de mitilicultura y no proponer áreas donde se abra un gran mercado en la comuna donde no hay mitiliculturas históricos de una gran masa”, enfatizó Pamela Mayorga, represente de ECMPOs Isla Desertores y Costa Chaitén.

Respecto a la votación, esta tuvo como resultado 25 votos en contra, 8 abstenciones y 0 a favor.

Print Friendly, PDF & Email