En el sector la Poza en Hualaihué se realizaron trabajos para proteger a aves que anidan en el sector.

Esta semana, un equipo técnico de Saesa realizó faenas en terreno en el sector La Poza en Hualaihué. Los trabajos consistieron en el cambio de 220 metros de líneas de cobre desnudo por cable de aluminio protegido. En el tendido, además, se instalaron desviadores de vuelo, que sirven para que las aves que circulen por el sector, no choquen contra los cables.

Desde la distribuidora informaron que en las estructuras cercanas se instaló un cobertor aislante que ayuda a que cuando las aves se pisen sobre la estructura metálica y abran sus alas estas no hagan contacto con la línea energizada que da suministro a los vecinos cercanos al Humedal, evitando así, interrupciones en el servicio.

Cristián Arriagada, Jefe de Servicio al Cliente de Saesa, destacó que instancias como ésta son parte del compromiso de Saesa de estar permanentemente contribuyendo al cuidado del medioambiente: “Algunos vecinos se contactaron con nosotros y tomamos cartas en el asunto, ya que uno de nuestros valores corporativos es la sustentabilidad, lo que significa que estamos conscientes que lo que hacemos hoy tiene un impacto en el futuro, por ello rápidamente dispusimos este operativo que esperamos contribuya al cuidado del humedal y también asegure el suministro a los vecinos”.

El Humedal La Poza se ubica en Contao, comuna de Hualaihué y es rico en biodiversidad, lugar habitual de anidamiento de garzas, cisnes de cuello negro y otras aves, debido a lo cual, vecinos solicitaron proteger las líneas eléctricas que llegan con energía a sus hogares, para evitar accidentes y daño a la fauna.

El ejecutivo mencionó además que Saesa en su compromiso con el medioambiente y la sustentabilidad, mantiene un convenio con Fundación Legado, en la comuna de Llanquihue, que precisamente tiene como objetivo la protección de los humedales y su biodiversidad.

Print Friendly, PDF & Email