Durante los últimos 20 años, se ha incrementado la demanda y el interés progresivo por la explotación del musgo Sphagnum magallanicum, conocido como “pompón”, el cual crece en humedales y posee gran capacidad de retener agua dulce, razón por la que es cosechado por agricultores de la región de Los Lagos para comercializarlo como sustrato en cultivos frutales y hortícolas.

No obstante, su explotación indiscriminada ha ido generando una degradación acelerada de los humedales de la región, especialmente en el Archipiélago de Chiloé.

Para el diputado Alejandro Santana “Es urgente legislar al respecto para proteger, repoblar y recuperar estos pomponales, que cumplen una función ecosistémica incalculable para nuestra subsistencia y la de las generaciones posteriores”.

“Por ello requerimos con urgencia, a través de un proyecto que se instruya a las autoridades para trabajar en conjunto, a fin de contar con una verdadera coordinación, que nos permita aplicar en el corto plazo una hoja de ruta para la conservación y gestión sustentable de las turberas”, añadió.

Según Santana, “en el Congreso existían 2 iniciativas al respecto, pero que a su juicio van por carriles diferentes: “la primera en el Senado y que dice que los proyectos o actividades que contemplen la extracción de turba o de los vegetales que se encuentran en su superficie requerirán la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental”.

“La segunda, que se encuentra en la Cámara de Diputados, establece para la provincia de Chiloé, la prohibición de extracción de materiales o productos desde las turberas, sancionando su infracción por con multas que van de 2 a 25 Unidades Tributarias Mensuales”.

En ese sentido, enfatizó en que si bien existen normativas que sancionan su extracción, en la práctica terminan siendo letra muerta, por lo que cree necesario avanzar hacia una protección especial del pompón, como ocurre con otras especies emblemáticas.

Print Friendly, PDF & Email