En contexto de pandemia por COVID-19 y de acuerdo a la planificación del Departamento de Cáncer del MINSAL, el Servicio de Salud Del Reloncaví implementó una estrategia para lograr la continuidad de los tratamientos hematolo-oncológicos de los usuarios de las provincias de Llanquihue y Palena.

El director del Servicio de Salud, Jorge Tagle, destaca que lo que se ha buscado es “favorecer el no detener ninguno de los tratamientos de estos pacientes, manteniendo, entre otros, quimioterapias, radioterapias, cirugías oncológicas y procedimientos diagnósticos”.

Para esto se han identificado los nodos críticos de atención, revisado Listas de espera GES – no GES y se han tomado medidas como la protección de recursos humanos que atienden pacientes oncológicos; mantención de los Comités Oncológicos y de controles de pacientes por fono llamad y telemedicina; toma de examen COVID en domicilios, en caso de ser contacto estrecho; aplicación de estrictos cuestionarios en pesquisa de sintomatología COVID previo a tratamientos y traslado de alto porcentaje de pacientes hacia y desde sus tratamientos a sus domicilios, con el fin de no exponerlos al transporte público.

El número de traslados realizados, desde mayo a la fecha, en vehículos del Servicio de Salud corresponde aproximadamente a 1.000 viajes intercomunales y 60 viajes a Valdivia.

Además, debido a que en este período de cuarentena los puertos están cerrados, “por lo que hemos obtenido la valiosa cooperación del Carabineros de Chile (Comandante Ramón Rost – Mayor Claudio Mendiboure), realizando el rescate de algunos pacientes desde las islas donde residen para acudir a quimioterapia y no ver retrasados los tratamientos”.

Print Friendly, PDF & Email