22 OCTUBRE de 2015 /VALPARAISO Jorge Cerda y Braulio Ramirez fue la primera pareja en la región en contraer el acuerdo de unión civil en el registro civil de Valparaiso junto a sus familiares . FOTO : PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

Hola, estimados lectores. Como anuncié en el artículo anterior sobre el matrimonio, en el siguiente, abordaríamos el tema del acuerdo de unión civil, conocido también como AUC en nuestra cultura, tan dada al uso de denominaciones abreviadas que no siempre se entienden a la primera de cambio, aunque los interlocutores que las usan al parecer no piensan lo mismo.-

Anteriormente, habíamos tratado del matrimonio como contrato. Este contrato, es resistido por muchos por distintas razones. Las parejas en relación de simple convivencia son numerosas. Por ejemplo, la dificultad para poner término al matrimonio. En efecto, para contraerlo se requiere de la voluntad de los contrayentes, dos testigos y el oficial del Registro Civil, pero para terminarlo intervienen Juez de familia, abogados, testigos etc.- En suma hay personas que se sienten “amarrados” a otra persona  sin tener certeza que eso durará para toda la vida y se le vienen a la memoria casos de familiares o amigos que han pasado por  experiencias ingratas a la hora de poner fin a su matrimonio.- 

            Actualmente, existe el acuerdo de unión civil que aporta las siguientes novedades:

1.- Pueden contraerlo dos personas sean del mismo sexo o de sexos diferentes. Recordemos que el matrimonio, actualmente, es la unión entre “un hombre y una mujer”. Esta particularidad, abre las posibilidades para más personas que quieran formalizar su relación.-

2.- Desde el punto de vista de la administración de los bienes de la pareja, la situación es a la inversa del matrimonio. Si nada se pacta entre las partes, la ley dispone que cada uno es libre de administrar lo suyo y para que exista comunidad de bienes requiere pacto expreso entre ellas.-

3.- En cuanto a la protección de la pareja en materia de herencia, esta queda amparada como un heredero con los mismos derechos que se otorgan al cónyuge en caso de matrimonio, de tal forma que en caso de fallecimiento de uno de ellos no quedará en la situación del simple conviviente.- Clásicas son las historias en que luego de largos periodos de convivencia, la pareja sobreviviente queda en situación complicada en materia de bienes raíces.-

4.- En cuanto al término de este contrato es una variación importante respecto del matrimonio, porque no requiere plazos de cese de convivencia, ni demostrar causales ante un Juez de familia (que a veces exponen realidades privadas que nadie desea ventilar ante terceros). Uno sólo de los contrayentes puede poner término al acuerdo por medio de escritura pública ante notario  o concurriendo a una oficina del Servicio de Registro Civil y suscribiendo el acta de cese de este acuerdo. En ambos casos, debe presentar el acta al tribunal de familia para que su pareja sea notificada sin más trámites. Para hacerlo no es obligatorio concurrir con un abogado.- La otra opción es que, si ambos están de acuerdo, hagan el trámite en forma conjunta, caso en el cual no se requiere la gestión de notificación por razones obvias.- 

5.- Al igual que el matrimonio, también da derecho a reclamar una compensación económica en favor del contrayente que no pudo trabajar por dedicarse al cuidado de la casa o de la familia común, sujeta a las mismas condiciones que el matrimonio.-

            Sin embargo,  no pueden contraer el Acuerdo de Unión Civil quienes estén casados con otra persona o que tenga un Acuerdo de Unión Civil con otra persona a los cuales no se haya puesto término.-

            Con estas consideraciones básicas, Ud. puede evaluar si se ajustan de mejor manera a su realidad y de paso, quedar al amparo de una figura legal que es menos engorroso terminar de ser necesario. Y recuerde la frase que aprendí de mi amiga: “no pretenda tener los mismos derechos del matrimonio (y ahora del acuerdo de unión civil), si no contrae ninguno de los dos vínculos”. Cuántas historias conocemos en que  cuando el amor se termina, las contiendas por bienes, compensaciones en dinero o herencias son…. sin llorar…. Será hasta la próxima.-

Walter Flores Pinto

Abogado Jefe

Corporación de Asistencia Judicial Provincia de Palena

Print Friendly, PDF & Email