Con énfasis en la prevención, pero evaluando la capacidad instalada en la provincia de Palena está el encargado del Servicio de Salud Reloncaví, Daniel Hernández, en la emergencia por Covid-19 para Chaitén, Palena y Futaleufú.

En ese sentido, se generaron diferencias con habitantes de esta última comuna, ya que dicen que el hospital local no puede ser de referencia, dadas las carencias que presenta.

Al respecto, Hernández, insistió en que esto último no era la idea, acotando que existió un problema de comunicación.

Hasta ahora, la evaluación determinó que para las tres comunas -bastante retiradas geográficamente entre sí- cuentan con al menos 4 ventiladores y 20 camas básicas.

Respecto a funcionarios, hay 88 para Futaleufú, 64 en Chaitén y 51 en Palena, quienes se están catastrando para la entrega de implementos de seguridad ante el posible aumento de casos contagiados y -con ello- el requerimiento de alta complejidad que hoy no existe.

Asimismo, dicha implementación se debe evaluar a la brevedad considerando que el traslado en la etapa de circulación general del virus no será posible, reconoce el doctor.

Hasta ahora, el único caso registrado es el de la localidad de Ayacara, el que fue trasladado rápidamente a Puerto Montt.

De hecho, para el Hospital en Chaitén la situación significó una serie de adecuaciones: la atención presencial se limitó a las urgencias, separando consultas respiratorias.

A esto, se suma la atención vía telefónica de médicos y psicólogos, además de atención domiciliaria con kinesiólogos, matronas, nutricionistas y enfermeros.

La directora del Hospital de Chaitén, Camila Castillo, explicó que con estas medidas se buscó habilitar espacios para manejar los casos menos graves.

Todavía los contagios en la provincia de Palena se consideran bajo control, de ahí la importancia de que los vecinos lleven a cabo las recomendaciones de forma estricta.

Fuente: Radio BioBio; Imagen: Referencial

Print Friendly, PDF & Email