De los 14 con mayor nivel de riesgo, 11 se encuentran cerca de la cordillera patagónica.

Luego de dos años de intenso trabajo, el Servicio Nacional de Geología y Minería dio a conocer el nuevo ránking de riesgo específico de volcanes activos en Chile , material elaborado por profesionales de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica (RNVV) de ese país.

Los 14 volcanes más peligroso de Chile – ordenados de mayor a menor riesgo – son Villarrica, Llaima, Calbuco, Nevados de Chillán, Puyehue-Cordón Caulle, Osorno, Mocho-Choshuenco, Antuco, Carrán-Los Venados, Cerro Azul-Quizapu, Chaitén, Lonquimay, Hudson y Láscar, la mayoría correspondientes a las regiones de Bío Bío, Araucanía, Ríos, Lagos y Aysen, sectores lindantes a la Patagonia argentina.

Estos, corresponden al sistemas volcánico tipo I, es decir que presentan un nivel muy alto de riesgo específico.

En la Región de Los Lagos, más comprometida con Bariloche y sus alrededores, presenta en su listado a los volcanes Calbuco, cuya última erupción en abril de 2015 obligó a evacuar a 4433 personas que vivían en las zonas cercanas al cráter y, si bien no afectó a la Ciudad, sí levantó alertas en Neuquén y en la Región; Puyehue, recordado tras haber dejado a Villa La Angostura, Villa Traful, Villa Llanquín, Dina Huapi, Bariloche y las poblaciones de la Región Sur, bajo una fuerte nubes de cenizas.

También, Osorno, ubicado al pie de la Cordillera de los Andes, en mayo de 2018, una actividad sísmica anormal en su interior prendió el alerta amarilla; y Chaitén, cuya última erupción en mayo de 2008 obligó a la evacuación total del los pueblos chilenos El Chaitén y Futaleufú, a 200 kilómetros de la frontera con Argentina y encendió alarmas en el norte de la Patagonia y hasta en Buenos Aires.

El primero del podio, el volcán Villarrica,  es uno de los volcanes con mayor registro históricos de erupciones de Sudamérica. A sus pies se ubican la ciudad de Pucón. Su última erupción fue el 3 de marzo de 2015. El nivel de alerta técnico continúa en amarillo

Desde Chile, Álvaro Amigo, jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Sernageomin manifestó que “el nuevo ránking de riesgo volcánico es una herramienta objetiva que nos permite priorizar nuestros esfuerzos y recursos en un país con tanta variedad y recurrencia volcánica como el nuestro”.

Agregó que “en su construcción ha sido fundamental sintetizar los conocimientos y experiencias generadas durante e la última década además de otras variables como el crecimiento demográfico, turismo e infraestructura crítica”, puntualizó.

Información de Sernageomin

Print Friendly, PDF & Email