El Ministerio de Bienes Nacionales se encuentra realizando en el país distintas licitaciones de concesiones de terrenos fiscales, para que estos sean entregados durante un período de tiempo a quienes quieran presentan iniciativas, entes públicos y privados, de desarrollo de inversiones relacionadas a la rentabilidad social.

En los Lagos se identificaron alrededor de 24 propiedades con distintos destinos, y de los cuales 3 serían de Palena, y 2 ya se están licitando.

En la plataforma de Bienes Nacionales se encuentran publicados 2 llamados a licitación por las concesiones en Palena de la Laguna Negra (sector El Diablo) por una superficie de 10,73 hectáreas y otra de Laguna Golondrina (sector El Diablo) por una superficie de 25,17 hectáreas, ambas para Turismo, Conservación y Patrimonio.

El próximo llamado a licitación incluirá un terreno ubicado en el puente Palena al ingreso de la comuna y que es de 3,9 hectáreas, y que se trataría del lugar donde se encuentra la puntilla, único espacio público usado por décadas por los vecinos como balneario popular. Esto generó la molestia de el Alcalde Ricardo Soto y los Concejales de la comuna en el pasado Consejo Regional efectuado en Palena, y en donde se les dio a conocer la información por el Seremi de Bienes Nacionales Jorge Moreno, quien explicó a El Huemul sobre las licitaciones.

Si bien es cierto la invitación que se extiende a postular es abierta y no excluye a municipios y organizaciones deportivas, es muy poco probable que estas puedan postular debido a que las organizaciones no manejan dichos recursos y que los recursos en el caso de las Municipalidades, si es que los tuvieran para ello, deben programarse con anterioridad para presentar iniciativas y poder competir con intereses privados de alto poder adquisitivo.

Lo interesante también es conocer como en estas bases, que aún no se publican a la hora de esta nota en http://licitaciones.bienes.cl/ medirán o ponderaran la rentabilidad social que busca el Ministerio de Bienes Nacionales y que a juicio de quienes han expresado su malestar en la comunidad, se trataría de un modelo que al parecer se basa en que los únicos beneficiados con estos programas son los dueños de capitales privados, lo que sigue aportando al descontento social.

En el contexto de que este terreno sea adjudicado o cedido durante un tiempo limitado a quien se lo adjudique podría implicar cierres perimetrales, restricciones de accesos a algunos lugares, cobros por ingresos, estacionamientos o por usos de infraestructuras como baños, camarines o zonas de camping entre otros, aunque se deja caro que se debe garantizar el libre acceso a las playas de mar, ríos y lagos como en todo Chile.

elhuemul.cl

Compartir