Las poblaciones de anfibios a nivel mundial se han visto disminuidas drásticamente por la desaparición de especies. Esta disminución no sólo se atribuye a la pérdida hábitat y contaminación de los ecosistemas si no que también a algunas enfermedades emergentes.

En Chile existen dos especies de Ranita de Darwin, la del norte (Rhinoderma rufum) -que fue vista por última vez en 1981 y está catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como “en peligro crítico”- y la del sur (Rhinoderma darwinii), catalogada por la IUCN como “en peligro”. Lamentablemente, la alarmante declinación de la población de Ranita de Darwin -un anfibio endémico del Bosque Húmedo Templado de Chile y Argentina- la ha convertido en un símbolo de la creciente pérdida de biodiversidad a nivel global es por esto ultimo que la noticia de avistamiento de una rana darwinii es una alegría para el ecosistema y el mundo científico.

El avistamiento fue registrado durante la  semana pasada por grupo de visitantes que estaba estudiando en el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins  quienes registraron a una Ranita de Darwin en el sendero que lleva su nombre, asi lo dieron a conocer desde la Fundación Tompkins Conservation.

Esta es una gran noticia, ya que la ranita de Darwin que en su estado adulto no llega a medir más de 3 cm, no se había resgistrado en el lugar desde la erupción del volcán Chaitén, hace más de 10 años.

Carolina Morgado, directora ejecutiva de Tompkins Conservation Chile comentó: «La presencia de la Ranita de Darwin en el parque nos alegra mucho, en un ecosistema sano todas las especies están presentes».

elhuemul.cl

imágenes :Tompkins Conservation Chile

Compartir