Los humedales son ecosistemas acuáticos en donde se genera vida, albergando a la biodiversidad, convirtiéndose en el soporte para los ecosistemas.

En la Provincia de Palena existen muchos de ellos, pero lamentablemente están siendo destruidos por empresas y privados que compran terrenos, instalan faenas o se realizan rellenos directamente para ganar orillas o metros de superficie destruyendo lugares ricos en biodiversidad.

El Hualaihue hace un tiempo un derrame de petroleo desde un vehículo amenazó a un pequeño humedal, misma situación ha ocurrido en Futaleufú en donde en la laguna La Paz y Espejo fueron rellenadas sus orillas para ganar metros por parte de privados, situación que también ocurre en el lago Lonconao.

La construcción de Lodge o empresas de turismo con proyectos inmobiliarios en medio de la naturaleza están destruyendo los humedales a cambio de construir nuevos espacios con fines de lucro o de recreación particular, que destierran o destruyen la flora y fauna nativa, impactos irreversibles.

Maquinaria pesada para extraer piedras del río, instalación de faenas cerca de las riberas o el relleno de terrenos  son algunas de las tantas acciones que preocupan, al igual que la falta de fiscalización o presencia de los servicios competentes, y que actúan recién una vez se formalizan las denuncias y no de manera preventiva, previo al daño; llegando cuando es tarde y ya no hay mucho por hacer u ordenar detener las obras cuando el daño ya fue generado.

En la comuna de Futaleufú son las organizaciones ambientales o ciudadanos los que han puesto la voz la alarma con denuncias que logran atraer el interés de los servicios competentes, pero no lograr establecer la presencia de actores o servicios que permanentemente fiscalicen las faenas, construcciones o acciones que han llevado a la sistemática intervención y destrucción de humedales en zonas privilegiadas con la vida de flora y fauna animal.

Foto: Referencial

elhuemul.cl

Compartir