• Con una positiva visita técnica del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, se aprobó este 16 de octubre la primera etapa de la construcción del Centro de Interpretación del Museo de Sitio de Chaitén y fue celebrada con tijerales.
  • Ubicado en la llamada “Manzana 8”, cercana a la ribera del Río Blanco, lugar que se ha mantenido como testimonio de la erupción volcánica de 2008, el futuro Museo de Sitio de Chaitén contará con un Centro de interpretación con sala de exposiciones, sala multiuso, oficinas y un mirador en la parte alta.
  • Este proyecto, financiado por el Programa de Infraestructura Cultural Pública y/o Privada 2017 del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, es impulsado por Fundación ProCultura, desarrollado por los arquitectos Raúl Irarrázabal y Juan Pablo Chandía, y está a cargo de la constructora local Qué Lugar Quieres.

 El 2 de mayo de 2008, la sorpresiva erupción del Volcán Chaitén cambió las vidas de unas 7.000 personas que habitaban hasta ese entonces la comuna. A 11 años del evento, la comunidad ha demostrado su resiliencia, sigue recuperando sus espacios y avanzando en el camino de reconstruir su tejido social. La erupción trajo consigo muchos cambios, pero la comunidad busca hoy ver con optimismo el futuro y crecer como comunidad.

El Museo de Sitio de Chaitén, es un proyecto impulsado por Fundación ProCultura luego de la invitación realizada por la Gobernación Provincial y la Municipalidad de Chaitén a embarcarse en el desafío de consolidar este espacio, el primer museo de un desastre natural en Chile.

“Fundación ProCultura es una organización sin fines de lucro dedicada a la descentralización de Chile y al desarrollo social de territorios aislados a partir de la identidad y el patrimonio. Estamos felices de haber sido invitados a hacernos parte de este hito nacional. Para nuestro equipo es un privilegio poder acompañar a la comunidad de Chaitén y contribuir para que nuestro país y el mundo puedan conocer este territorio, a su gente y su historia”, comenta Alberto Larraín, director ejecutivo de Fundación ProCultura.

El centro de interpretación -a cargo de los arquitectos Raúl Irarrázabal y Juan Pablo Chandía-, será el punto de encuentro dentro del museo. Contará con una sala de exposiciones, sala multiuso, oficinas y un mirador en la parte alta, que permitirá apreciar una panorámica del geo-sitio. Este espacio se conectará a través de un circuito guiado, que comienza por un sendero enrocado escoltado por la impresionante presencia de las casas que aún permanecen y contará a los visitantes de manera vivencial lo acontecido en el año 2008, destacando la fuerza de los chaiteninos, así como también el interés geológico y arqueológico que se fue descubriendo a raíz de la erupción.

El Museo espera constituirse como un aporte a la comunidad, y para esto han buscado alianzas con diferentes actores tales como Sernageomín y la Universidad Austral, con el objetivo de lograr un espacio educativo y didáctico. Contará también con recintos destinados a llevar a cabo residencias tanto para investigadores, geólogos, vulcanólogos, artistas y estudiantes universitarios que quieran profundizar en el gran contenido científico que esta tierra posee, además de aportar con un atractivo turístico imperdible para todos aquellos que visiten Chaitén y la provincia.

También busca ser una herramienta de voz para la propia comunidad, para lo cual la fundación prepara la Exposición Artística “Memoria de una Erupción”, realizada a partir de talleres de arte terapia donde participaron habitantes de la comuna de todas las edades y que estuvieron a cargo de las sicólogas Adriana Espinoza y Anita Fuentes, del departamento de sicología de la Universidad de Chile, el aporte de la curadora Tamara Estay, y que contaron con el apoyo del FNDR 2%Regional de Cultura.

El museo cuenta también con reconocimiento internacional; el Museo Histórico Natural de Londres ha apoyado y destacado la iniciativa, poniendo a disposición su experiencia y programan ya una futura visita.

También, desde el departamento de vulcanología y arqueología de la Universidad de Nueva York han contribuido a difundir el proyecto en diferentes esferas científicas internacionales, llevando el nombre de Chaitén a lugares como Paris, Múnich, Nápoles, Nueva York y Grecia. La arqueóloga y vulcanóloga profesora asociada de la Universidad de Nueva York, Karen Holmberg destaca:  «La habilitación de una exposición interpretativa en el Museo de Sitio del Volcán Chaitén no solo proporcionará una manera de conservar formas tangibles del patrimonio de Chaitén (casas, objetos) y formas intangibles (recuerdos, narraciones, conocimiento) sino que también podría proporcionar un motor increíblemente importante para el turismo, el reasentamiento, y el desarrollo de Chaitén que lo vincula fuertemente a otros sitios de ‘geoturismo’ y ‘geo-patrimonio’ en todo el mundo».

Brent Alloway,  vulcanólogo  y profesor asociado de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda y responsable del estudio Un registro eruptivo del volcán Chaitén durante los últimos 18.000 años, Patagonia noroeste: implicancias paleoambientales y de riesgo geológico comenta:  “Estoy muy entusiasmado y apoyo totalmente esta iniciativa del Museo de Sitio de Chaitén ya que proporciona una forma muy efectiva de divulgación educativa dirigida al público chileno, así como a los sectores educativos, del gobierno local y empresarial. Con este fin, estoy preparado para ofrecer libremente mi experiencia, conocimientos y tiempo en cualquier forma requerida para apoyar plenamente este proyecto”.

elhuemul.cl

Compartir