A 11 años de la erupción del volcán Chaitén, la ciudad podría volver a ser habitable, pero con ciertas condiciones.

En entrevista con CNN Chile, el Intendente de la región de Los Lagos, Harry Jürgensen, explicó los alcances que tiene la habitabilidad en la zona. “El norte es habitable, pero tiene sus restricciones y el sur es inhabitable. Ahora tenemos la posibilidad de normalizar la situación de las personas que estaban habitando ese lugar y es posible generar inversiones y soluciones”, señaló.

Otra de las condiciones que hay en la zona para que sea habitable, es la inversión en infraestructura que permita unificar el norte y sur de la ciudad: “un puente o una pasarela sobre el río blanco. Hay varias obras que hay que hacer”, explicó y agregó que “esta habitabilidad está condicionada a hacer obras y generar conciencia del riesgo que significa vivir en Chaitén”.

Revisa la entrevista en CNN aquí: https://bit.ly/2B6gdgh

 

Compartir