Disponer la implementación de un servicio hospitalario de maternidad para las comunas de Cochrane, Chile Chico, Chaitén y Futaleufú, a fin de garantizar el derecho de las mujeres a dar a luz a sus hijos o hijas en la comuna donde residen, es el tenor de la resolución 527, que la Sala de la Cámara de Diputados respaldó con la unanimidad de 138 votos a favor.

La petición, dirigida al Jefe de Estado, a los ministerios de Salud y de Hacienda y demás autoridades y servicios pertinentes, consigna que la región de Aysén, con sus más de 100 mil km2, solo tiene un hospital de alta complejidad en su capital, Coyhaique. Los otros cuatro recintos existentes en Puerto Aysén, Puerto Cisnes, Chile Chico y Cochrane, son solo de baja complejidad.

En el caso de la región de Los Lagos, la provincia de Palena solamente cuenta con hospitales de baja complejidad en Palena, Futaleufú y Chaitén.

Lo anterior -en cuanto a maternidad se refiere- redunda en que ningún nacimiento programado puede ser realizado en recintos hospitalarios de baja complejidad y solo en los hospitales de Coyhaique y de Puerto Montt, ciudades donde las embarazadas son derivadas días antes de la fecha esperada de parto.

Estos traslados involucran un conjunto de dificultades para la madre y la familia, ya que deben abandonar su lugar de residencia, costear onerosos gastos de traslado y alojamiento en las citadas capitales regionales y desarraigar al futuro bebé del lugar en donde sus padres siempre han habitado y en donde debería nacer.

“Estas problemáticas debiesen ser consideradas por el Estado a la hora de cubrir los requerimientos de maternidad y parto en las regiones extremas”, afirman los autores de la resolución, las/os diputados y diputadas Aracely Leuquén, Karin Luck, Sofía Cid, Catalina Del Real, Hugo Rey y Carlos Kuschel (RN); Pamela Jiles (PH); Karol Cariola (PC); María José Hoffmann (UDI); y Carolina Marzán (PPD).

Fuente: Cámara de Diputados

fotografía: Alejandra Lacosta

Compartir