La decisión del Servicio de Salud del Reloncaví (SSR) de no atender partos en el hospital de Futaleufú, a no ser que sea por emergencia, ha generado la reacción de la comunidad, la cual ha puesto el tema en discusión a través de diferentes medios de comunicación social.

Es claro el sentir y malestar expresado por la comunidad respecto a la decisión, que se sustenta en las políticas de salud que en los últimos años ha ido concentrando las atenciones de parto en los centros asistenciales que den las garantías de seguridad y calidad a la madre y el bebe por nacer, lo que va en contra del sentir de la comunidad, la cual espera que sus hijos nazcan en la comuna de Futaleufú, no en Puerto Montt o Argentina, y evitar con ello los traumas de un traslado y todos los costos emocionales, por ejemplo de no nacer acompañado de la familia, y los costos económicos que deberán enfrentar obligadamente para no dejar sola a la madre y al bebe, además del traslado. A esto se suma la queja reiterada sobre las atención que reciben en la ciudad de Puerto Montt y de las cuales varias usuarias han manifestado que no ha sido una buena experiencia.

Si bien es cierto en la discusión no se han manifestado los profesionales del hospital local y solo se informó por parte de la Dirección la decisión del SSR, Juan Bugueño Médico que ejerció durante varios años en el Hospital, manifestó en un escrito dirigido a nuestro medio que en Futaleufú hasta el momento se han evitado grandes efectos adversos por el profesionalismo de don Jorge (matrón), porque los mecanismos de selección de las pacientes de bajo riesgo han funcionado, porque el equipo de salud está comprometido con la atención, porque se ha derivado oportunamente cuando se comienza a asomar la mínima complicación o simplemente porque la suerte ha jugado a nuestro favor.

Las cosas no pasan, hasta que pasan y es solo cuestión de tiempo para que ocurra algo malo… ¿quién se hará responsable el día de mañana cuando se muera un recién nacido o quede con parálisis cerebral producto de una complicación del parto? Los padres? La madre? El equipo de salud de turno, el hospital, el servicio de salud? Se han preguntado eso?”.

La visión de Bugueño, que agrega que se debió quizás discutir el tema en jornadas de participación ciudadana, de inmediato generó reacción y discusión de la comunidad y en donde la tendencia es mayoritaria y a favor respecto a que los partos se atiendan en la comuna, en el nuevo hospital y el cual, entre sus muchas mejoras en infraestructura y equipos, cuenta con una sala de atención de parto integral, incubadora y máquina de anestesia; razón por la cual la comunidad no entiende la decisión de que no se pueda nacer en la comuna y en donde el tema de fondo lo dio a conocer en su momento el director del Hospital de Futaleufú, Diego Bustos, que señaló que “el Hospital Local no cuenta con profesionales gineco obstretra, un pediatra neonatologo y una sala UCI neonatal, además de todos los elementos que constituyen una mayor seguridad”. 

La organización social Viva Voz de Futaleufú, que promueve la no violencia contra las mujeres, ha organizado una jornada de conversación en la cual se espera redactar una carta, con la visión y opinión de los asistentes, y que será enviada a las autoridades del Regionales y Provinciales en busca de revertir la medida, mientras que por parte de las autoridades locales se gestionan reuniones con el fin de solicitar información, expresar el sentir y descontento al SSR de lo que ha significado un decisión impuesta y no conversada o explicada a la ciudadanía y de la cual se enteraron por los medios de comunicación, como lo expresó el Alcalde de Futaleufú, Fernando Grandón en compañía del concejal Belarmino Vera hace unos días en Futaleufu Radio.

elhuemul.cl

 

Print Friendly, PDF & Email