Uno de los recintos afectados albergaba animales, por lo que la familia trabaja para rescatar a aquellos que resultaron malheridos.

No hubo heridos, pero cinco viviendas quedaron en riesgo en el sector de Quiaca de la Isla Llancahué debido a su cercanía al aluvión, por lo que las autoridades llamaron a las familias a evacuar las casas.

Esta mañana el municipio de Hualaihue visitó, junto al Departamento Social, a los vecinos quienes fueron afectados por un derrumbe para brindar el apoyo necesario. Desde el municipio manifestaron que » Una vez más somos azotados por un desastre natural, pero nos levantaremos».

Compartir