Señor director:
Los parlamentarios de oposición se negaron al cambio, pero lo que más duele es que le negaron a nuestros adultos mayores, pensiones dignas y una mejor calidad de vida en la última etapa de la vida.
Actualmente, los adultos mayores representan más del 17% de la población de nuestro país y según las estadísticas, su proyección de vida alcanza al menos los 83 años, y en promedio reciben $109 mil de pensión al mes para mantenerse. Esto ha generado que más de 200 mil de ellos vivan en la pobreza, y 88 mil se cataloguen en una situación de miseria. Cifras alarmantes, si pensamos que en el 2050 más de la mitad de nosotros perteneceremos a una población envejecida.
Diputados, no tendremos protestas y marchas en contra de quienes rechazaron la idea de legislar sobre una mejora en las pensiones, pero se espera que prime la cordura de quienes tienen la posibilidad de legislar para hace un cambio en la vida de los adultos mayores, e incluso más, de los futuros pensionados que nos incluye a todos nosotros.
Francisco Muñoz Rosales.
Cientista Político 
Compartir