Gracias a una estrategia que implementan con el apoyo de Educación 2020, los estudiantes de sexto básico serán los encargados de enseñar contenidos de Lenguaje a otros compañeros, incluso de segundo medio.

Una sala organizada de manera totalmente distinta. Esa es la primera imagen que se observa al ingresar a la sala de sexto básico de la Escuela Juan José Latorre, de Chaitén, donde no sólo la decoración festiva llama la atención, sino también las relaciones de enseñanza: aquí cada estudiante aprende con un profesor o profesora, en un vínculo que es personalizado, donde prima el diálogo, la confianza y la cercanía.

Esto es lo que vivió la comunidad educativa en un reciente Festival de Aprendizajes, actividad que se enmarca en la implementación de Redes de Tutoría, innovadora estrategia pedagógica que, con el acompañamiento de Educación 2020, está dejando atrás las dinámicas tradicionales al interior de ésta y otras escuelas en el país.

Según cuenta Juan Pablo Sakamoto, jefe de Proyecto de Educación 2020, este trabajo comenzó a fines del año pasado con la formación de un grupo de docentes, que se convirtieron en tutores. “En estos meses los profesores crearon una tutoría que, en pocas palabras, es un tema atractivo que permite abordar el currículum de forma profunda, cercana y entretenida con el estudiante que es tutorado”, precisa.

Sin embargo, este no es el aspecto más innovador de Redes de Tutoría. “En el Festival de Aprendizajes, cada profesor enseñó su tema a un estudiante y ahora viene una de las etapas más desafiantes: que los estudiantes se apropien de sus tutorías y, a su vez, sean ellos quienes enseñen a otros compañeros. Se trata, en el fondo, de una red de aprendizaje que va creciendo en la medida que más estudiantes se transforman en tutores y enseñan a otros. Este es uno de los fundamentos de la estrategia: que todas y todos tenemos la capacidad de aprender y enseñar. Sólo se debe motivar la confianza y despertar el interés en los estudiantes”, añade Sakamoto.

Y, precisamente, ese ha sido el efecto en los estudiantes. Francisca Barrientos, de sexto básico, expresó que “sería genial ser tutora, porque me divertí mucho con el tema que aprendí. Lo pasé muy bien con mi tutora y aprendí sobre muchas cosas de la Patagonia y de la comprensión lectora. Espero que sigamos trabajando de esta forma en la escuela y también en otros colegios”.

Esta apreciación también la comparten los docentes, entre ellas Tatiana Norambuena: “Quedé muy contenta con este primer festival, porque vi a mis estudiantes muy concentrados, motivados, con muchas ganas de aprender y ninguno quería que se acabara la actividad. Los veo muy entusiasmados con el trabajo que se viene ahora, en su formación como tutores”, dijo.

Por su parte, Susana Hernández, manifestó que “creo que la estrategia de Redes de Tutoría es maravillosa y que va a dar muy buenos resultados en la escuela, porque ya hemos visto cómo los estudiantes se motivan y se interesan en aprender, incluso en su primera tutoría”.

Temas atractivos

Una de las particularidades de esta metodología, es que los contenidos se abordan de manera mucho más atractiva que la convencional, a través de temas innovadores. Por ejemplo, los estudiantes fortalecen su comprensión lectora a través de leyendas sobre el calafate, productos del mar o historias de cómo nació el mate.

“Hablamos de la cultura guaraní y descubren cómo llega el mate a Chaitén. Ellos crean una historia fantástica que los hace elevar su imaginación de manera maravillosa, a partir de algo que conocen desde que nacieron”, sostuvo Lady Chávez, profesora.

Próximamente, los estudiantes tutores de sexto básico enseñarán sus temas a compañeros de segundo medio del establecimiento. “El trabajo de toda la comunidad educativa, equipo directivo, docentes y estudiantes, ha sido muy comprometido. Tienen toda la voluntad de que esta estrategia sea parte de cómo se aprende en la escuela y por eso estamos confiados en que lograrán grandes cosas”, destacó el jefe de Proyecto de Educación 2020.

Cabe destacar que, con el apoyo de Educación 2020, actualmente la estrategia se implementa en más de 40 establecimientos del país, donde ha tenido un importante impacto en la comunidad escolar. Estudios preliminares muestran que los estudiantes tutores obtienen mejores resultados que aquellos que no han recibido tutorías, además de que incrementan su motivación y la confianza en sí mismos. Un cambio que también experimentan los profesores, quienes se sienten más motivados y aumentan sus expectativas en los estudiantes.

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email