Se trata del ex alumno de la Escuela Rural El Limite de la comuna de Futaleufú, Pablo Figueroa Flores, quien cursó sus estudios de enseñanza básica en la comuna, y en donde se destacó principalmente por el deporte y el folclor; y actualmente juega en el Club Deportivo Universidad Católica Filial Angol.

Pablo Figueroa, más conocido como “Papo”, fue elegido como el Mejor Jugador del Campeonato de Futsal Escolar “Quiero ser un Crack” organizado por la Escuela de Futaleufú realizado en diciembre del año 2018, desde antes de este premio perseguía el sueño de convertirse en un gran futbolista.

Su padre, en conversación telefónica con el Huemul señaló “Existen varias Escuelas de fútbol en Angol, pero fuimos un fin de semana al recinto deportivo de la Universidad Católica para que se probara Pablo, lo dejamos una mañana y al medio dio fuimos por él y la Profesora (DT), nos confirmó que Pablo tenía condiciones y habilidades para poder ingresar al Club” señaló Juan Pablo Figueroa Barreaux , su padre, quien agregó que “Pablo estaba feliz porque había quedado en la escuela de futbol y espero, por su sueño, pueda proyectarse y pasar por el proceso de formación que hasta hoy hemos visto que son muy exigentes”.

Este fin de semana que recién pasó, el Club Deportivo Universidad Católica participó de la primera fecha del campeonato oficial, donde les tocó medirse ante su similar, Club deportivo Huachipato de Chillán debut de Pablo en un campeonato vistiendo los colores de la UC. Durante el transcurso del año participaran de un sudamericano, donde el Club Universidad Católica estará representando en sus distintas categorías.

El Huemul, conversó con Pablo Figueroa quien señaló que “Primero que todo quiero enviar un saludo a mis profesores de la Escuela El Límite, mi Tío Lato y mi Profe Jannette, al igual que a mis compañeros y amigos,
mi tata Ponciano y a mis tías Hilda y Carmen de Futaleufú, decirles que los extraño mucho. También al Profe Alexis y al Tío Soto del Furgón”. “Me siento feliz jugando por la Universidad Católica; cuento con el apoyo de mi mamá y mi papá, y espero cada día poder entregarme por completo y rendir el máximo en la cancha para ser siempre titular. En el partido con Huachipato me hicieron jugar de contención pero me acomoda más de defensa”.

Pablo actualmente vive en Angol, Capital de la Provincia de Malleco, y su principal interés fue siempre lograr probarse en algún club deportivo de formación.

elhuemul.cl

Compartir