A contar de enero de 2019, el gobierno renovará 64 bonos de arriendos para las familias que quedaron con déficit habitacional tras resultar damnificados por el aluvión que afectó a la localidad de Villa Santa Lucía, en la comuna de Chaitén.

En tanto, durante este 2018, se entregaron bonos mensuales de arriendo por 250 mil pesos a todas las familias de la villa para que pudieran arrendar en otro lugar y así cuidar su integridad al abandonar el sector, que según informó un estudio del Sernageomin, cuenta con una alta peligrosidad ante otro posible alud.

El gobierno prorrogará 64 bonos arriendo a las familias que además tienen asignados un subsidio de vivienda. Hay 40 que son para elegir un inmueble, y como asistencia técnica el Minvu colocó a disposición tasadores y asesoría legal gratuita de manera excepcional para facilitar la adquisición en el sector donde quieran vivir.

Por su parte, los 24 subsidios restantes son para construir una vivienda en sitio propio, en terrenos de los vecinos ubicados en otros sectores de la región o de bienes nacionales ubicados en la comuna de Chaitén, debido a que muchas familias comprendieron la urgencia de irse de la localidad.

Al respecto, la encargada nacional para la Reconstrucción del Minvu Bernardita Paúl, aseguró el compromiso del gobierno para encontrar soluciones que sean beneficiosas para los vecinos. “Para amortiguar las pérdidas a las familias, además se les ofreció a los habitantes de Santa Lucía comprar sus respectivos terrenos en la zona cero a un valor comercial con precio de un día antes de la catástrofe. Esperamos que más vecinos muestren interés para poder ir logrando avanzar en este proceso que ha sido tan doloroso para nuestros compatriotas” destacó.

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email