El intendente de Los Lagos, Harry Jürgensen, reconoció la millonaria deuda por trabajos de búsqueda y limpieza en Villa Santa Lucía.

Tras la denuncia que realizaron dos pequeños empresarios que prestaron servicios en las tareas en la zona del aluvión, el Gobierno no le quedó otra que salir a reconocer que los pagos están atrasados.

Son 140 millones de pesos los que debe la Onemi, por las tareas de búsqueda de personas y limpieza.El intendente Harry Jürgensen expresó que las cifras corresponden, por lo que hará las gestiones para apurar el pago a los afectados.

La alcaldesa de Chaitén, Clara Lazcano, expresó que están realizando las gestiones para que se les pague a los vecinos que trabajaron en las labores.

Los pequeños empresarios fueron contratados con sus maquinarias para desarrollar las tareas. A casi un año de la tragedia, aún esperan los dineros.

elhuemul.cl

 

fuente: BioBio

Print Friendly, PDF & Email