La familias de Chaitén del comité de Techo para todos, cansadas de la espera y demora que ha generado la construcción de las viviendas del SERVIU, que debían recibir en agosto de este año, se tomaron la carretera austral en la madrugada de ayer para demostrar su descontento y ser escuchados.

El corte total de la carretera generó la espera de muchos vehículos que se dirigían, desde y hacia Chaiten, que tuvieron que esperar cerca de 5 horas, permitiéndose el paso solo de personas con certificado médico.

El principal objetivo de la medida de presión era el lograr entregar al Intendente de la Región de Los Lagos, quien junto a comitiva de Seremis se encontraba en la zona, una carta en donde el primero de los puntos expuestos es la larga espera por la entrega de las 60 viviendas que se construyen y que se han demorado por la falta de recursos de la empresa que las construye.

Luisa Martínez, presidenta del comité de Vivienda Techo Para Todos de Chaitén, explicó que los trabajos están detenidos y no hay respuesta. “La empresa Raúl Bernal, no ha cumplido con los plazos de entrega porque las casas tenían que ser entregadas el 7 de agosto”, expuso.

Karen Castro afectada con la demora de las viviendas manifestó que “Nuestro objetivo era conversar con el Intendente y hacer entrega de una carta en donde se expone el atraso de las viviendas como primer punto, y también se le solicita apurar la reconstrucción de Chaitén y mejorar los servicios de habitabilidad porque han pasado 10 años de la erupción del volcán”.

Señaló que cuentan con el apoyo del Municipio de Chaitén como intermediario, compromiso de la Alcaldesa Clara Lazacano, quien no conocía mayores antecedentes de la situación que vivía el comité, porque éste se entendía directamente con el Serviu.

Por su parte el Intendente de Los Lagos Harry Jurgüensen manifestó que “Es indudable que Chaitén tiene múltiples problemas, problemas que se arrastran desde la erupción del Volcán Chaitén, es decir, 10 años y muchos de ellos no están resueltos ni tienen una planificación de solución. Y es por eso que la comunidad naturalmente reacciona. Hemos conversado con los dirigentes, hemos llegado a soluciones y si no hay soluciones pronto hemos discutido la forma de estar permanente en contacto para planificar las soluciones”, dijo el Intendente, agregando que en la reunión pudo conocer que “hay problemas de vivienda, de conectividad, de educación, con un jardín infantil, etc. “

Con los antecedentes sobre la mesa y entendiendo que muchos de los problemas son locales y que escapan a la intervención de la Intendencia, el jefe regional logró llegar a un acuerdo con los vecinos y comprometió su gestión y buenos oficios.

“Hemos abordado todos los problemas y nos hemos dividido las funciones. Algunos trabajos van a quedar en la Municipalidad, otros van a quedar a nivel de la Gobernación y algunos los vamos a llevar a la Intendencia para hacernos cargo de estos temas y hacer las gestiones que corresponden. Al parecer el problema mayor es gestión y eso es lo que estamos aplicando nosotros a partir de este momento”, sostuvo Jürgensen.

La toma del puente realizada con barricadas hizo que una persona fuera detenida por Carabineros, y otros multados por cortar el paso como medidas de presión, medidas que a pesar de estas situaciones no se descartan realizar nuevamente en otros puntos de la comuna de Chaitén, ya que para los integrantes del comité es la única manera de ser escuchados y apurar los procesos de reconstrucción.

elhuemul.cl

Compartir