La información es de El Mercurio y señala que la Comuna de Hualaihué vive el impacto del avance en el estándar de esa vía, y cruce del Estuario de Reloncaví enfrenta alta demanda, incluso en invierno. 

“Hornopirén tiene termas, volcán, cordillera, ríos, bosques milenarios (…). Todo lo que puede encontrar en la Carretera Austral está acá”, recalca el alcalde de Hualaihué, Freddy Ibacache al medio.

“Y vamos a estar a menos de dos horas de Puerto Montt”, agrega, cuando concluyan las obras de asfaltado de los dos últimos tramos entre Contao y el cruce Pichicolo, que suman unos 18 km de la Carretera Austral, con lo que Hornopirén, la capital comunal de Hualaihué, quedará conectada con la capital regional por unos 110 km de camino asfaltado, a lo que debe sumar el cruce marítimo del Estuario de Reloncaví.

Las obras, que se ejecutan en dos contratos, suman unos US$ 20 millones, afirma el director de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas en Los Lagos, Enzo Dellarrosa.

El primero tiene un 49% de avance, que aunque “lento”, dice el alcalde, será un “tremendo aporte”, “no solo para nosotros, para el turismo, la pesca, para Aysén, para todos”, enfatiza.

El segundo está recién iniciándose y debiera estar concluido a fines de 2019.

“Esperamos que a 2020 ya estén terminadas, y con eso podemos estar incluso en una hora y media o una hora 45 de la capital regional”, dice Ibacache.

Hualaihué, “lugar de aves acuáticas”, en lengua huilliche, experimenta un alza de visitantes como efecto de la mejor conectividad por el asfalto en ya más de un 80% de la ruta a Puerto Montt, y por la instalación de la Ruta Bimodal, que combina tramos terrestres y marítimos para conectar a Chaitén, Futaleufú y Palena, y a la Región de Aysén, con la capital de Los Lagos.

Un crecimiento que se sufre en el cruce marítimo, entre La Arena y Puelche, donde a veces hay que hacer fila por horas para poder embarcarse. Aunque siempre se puede tomar la ruta bordeando el estuario, que alarga el viaje a varias horas, dependiendo de la época del año.

“Ahí (en el cruce marítimo) tenemos un cuello de botella que requiere una solución”, reconoce Ibacache, tema que plantearon a la ministra de Transportes, Gloria Hutt, asegura.

Ello porque, a juicio de la autoridad, la alta demanda requiere una modernización en el sistema de transporte marítimo que es subvencionado.

“Le planteamos que en la licitación se incluyan esas mejoras, porque si no esto va a colapsar”, dice Ibacache.

A los tramos ya asfaltados se suma un trecho no tan conocido, entre Hornopirén y el Río Blanco, que incluso tiene una zona demarcada como ciclovía y que es parte del tramo de unos 32 kilómetros hasta la rampa Pichanco, donde se interrumpe la Carretera Austral, que solo recupera su continuidad en Caleta Gonzalo.

Un tramo que falta, de unos 100 km, con dos subtramos que en la práctica son ciegos, uno en construcción, en Vodudahue, y el segundo, en uso, entre Leptepu y Fiordo Largo, que es parte de la Ruta Bimodal.

“Es importante esta ruta, es la conectividad de Aysén con el continente; va más allá solo de la Región de Los Lagos, cada tramo que se acorte nos acerca a Aysén… Es un tema de conectividad”, dice Dellarrosa.

Y asegura que se está avanzando en los estudios de diseño de ingeniería para Río Blanco a Pichanco, donde ya hay una faja de 30 metros expropiada, lo que va a permitir postular a financiamiento para el tramo Pichanco-Río Cholgo.

La segunda etapa, desde Cholgo a Río Blanco, requiere más tiempo porque es una zona compleja, donde la Carretera Austral es una faja angosta, muy deteriorada, tallada en el desfiladero. “Un sector de farellones, complicado por los cortes en roca, que encarecen los costos y hay riesgo de caída de material al fiordo”, explica Dellarrosa.

Información de Soledad Neira de El Mercurio

elhuemul.cl

Compartir