La denuncia recibida por la muerte de 19 perros encerrados en un galpón de administración municipal, sin acceso a agua ni comida, seria el motivo de la querella que está preparando la Fundación Albergando un Amigo contra el alcalde del Municipio de Futaleufú y todos los funcionarios que resulten responsables de estos hechos.

Los antecedentes entregados a la Fundación demuestran que durante mediados del mes de mayo los perros y cachorros que voluntariamente eran alimentados y cuidados por el municipio de Futaleufú, en unas dependencias habilitadas como clínica habrían sido trasladados hacia el matadero, distante a unos 4 kilómetros, debido al reclamo de vecinos por los ladridos.

En consecuencia, los animales fueron dejados en un galpón, todos juntos, encerrados sin que nadie hubiese quedado designado para su cuidado y sin proveerles de alimentos ni agua y menos aún de algún tipo de calefacción.

Esta situación de maltrato hizo que uno de los funcionarios municipales que había advertido de esto, tratará de ayudar dirigiéndose cuando podía al lugar, avisando a las autoridades y colegas que los animales estaban sufriendo, pero recibiendo como única respuesta que ocultara está información sobre el riesgo de quedar sin trabajo.

Es así como al cabo de un mes (mediados de junio) este mismo funcionario los encontró en pésimas condiciones a 3 sobrevivientes y el resto muerto por peleas, sed, enfermedades y hambre. O, en su desesperación, se habrían alimentado de los cadáveres.

Todos estos hechos fueron registrados en fotografías y videos a los cuales El Huemul tuvo acceso y en donde se constata de manera elocuente el estado de los animales y las malas condiciones en las que se encontraban y habitaban.

De acuerdo a la información proporcionada a la Fundación, de los 22 perros trasladados por la decisión Municipal, sólo a 3 se les pudo salvar la vida.

Sobre los que murieron se presume habrían sido dispuestos en sacos y dejados en el antiguo lugar en donde se depositaba la basura.

Para Alejandra Miranda de la Fundación Albergando un Amigo el hecho es gravísimo, por lo que los antecedentes se entregarán a la abogada para su posterior presentación ante la justicia.

Por su parte el Municipio de Futaleufu, que se ha capacitado en la “Ley Cholito”, fue consultado de los hechos descritos, y a través de su Administrador se manifestó que el municipio no cuenta con ningún lugar habilitado para mantener perros en custodia y que estos habrían sido traslados al galpón de manera momentánea mientras se limpiaba la clínica. Por otro parte señala que los animales eran alimentados por el municipio y no fueron abandonados. No desconoce la muerte de los perros lamentando los hechos pero discrepa en las causas y cantidad que se señala en la denuncia. A su vez se manifiesta que se podría obtener una respuesta oficial de lo ocurrido una vez se contacte a la persona  contratada o encargada para el cuidado de los animales.

De acuerdo a la Normativa los Municipios no pueden hacerse cargo de los perros que vagan por las calles, ya que estos pueden ser esterilizados, registrados y deben ser entregados a fundaciones registradas y en norma para recibirlos y dar curso a procedimientos de adopción.

Por otra parte la Ley 21020 en las disposiciones transitorias señala en su artículo cuarto que:

Las municipalidades, dentro del plazo máximo de siete meses contado desde la publicación de esta ley, deberán dictar la ordenanza contemplada en el artículo 7°.
Aquellas municipalidades que, a la fecha de publicación de esta ley ya hubieren dictado ordenanzas referidas a esta materia, deberán adaptarlas a ésta dentro del mismo plazo contemplado en el inciso anterior.”

A la fecha la Municipalidad de Futaleufú no ha cumplido con la Ley, y no tiene ordenanza actualizada, por lo que se presentarán los antecedentes ante Contraloría para que revise si la ordenanza del 2006 está vigente.

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email