Ya es sabido que por Ley, los dueños de mascotas como perros, gatos o animales de compañía deben hacerse cargo de las situaciones que puedan generar, registrarlos y cumplir con las obligaciones que establece la ley de tenencia responsable de mascotas o “Ley Cholito”.

La Ley protege a los animales del maltrato y abandono, busca protegerlos y regular de mejor manera la venta de razas y terminar con el adiestramiento para aumentar la agresividad de los animales.

La ley Cholito contempla sanciones para el maltrato y abandono animal, las que van desde multas en dinero hasta el presidio en grado mínimo o medio, dependiendo la falta, y la inhabilidad absoluta de tener animales.

En la Provincia de Palena, en todas sus comunas específicamente, se ha tomado poco peso a la Ley, por parte de los dueños de mascotas, quienes hacen caso omiso de la normativa dejando que sus animales transiten libremente por la vía pública o sectores rurales generando daños a la propiedad, sacando la basura, atacando transeúntes o vehículos, o matando animales como ovejas y corderos. En este contexto la Ley  es clara en cuanto a las sanciones y señala que los dueños responderán por los daños que sus mascotas produzcan como a su vez, también sanciona a quien los tenga a cargo y no se haga responsable de ellas.

Hace unas semanas en Palena perros atacaron a un adulto mayor y este fin de semana se registró un ataque a corderos en Futaleufú.

En la Provincia de Palena, los municipios y organizaciones animalistas, han realizado operativos gratuitos de esterilización y postura de chips, lo mismo a través de programas, y si bien es cierto la gran mayoría de las personas a recurrido a estas instancias, los perros siguen vagando por las calles exponiendo a peatones, generando daños y corriendo el riesgo de ser atropellados, lo que habla de la falta de conciencia en el cuidado de las macotas y que va más allá de cumplir con un registro o de esterilizar. Por ejemplo en Futaleufú se han realizado acciones concretas como el que hace unos años se aprobara una ordenanza que prohíbe el tránsito libre de las mascotas, e incluso se instaló una clínica veterinaria en donde se atendían las esterilizaciones y se cuida a los animales que son abandonados y buscan adopción. En Chaitén la agrupación animalista ha logrado con esfuerzo levantar mejorar y construir un albergue que ya reúne las condiciones para la estadía de los animales abandonados y en donde los socios de la agrupación alimentan y atienden a los residentes, además de postular proyectos para mejorar las atenciones clínica, esfuerzo que se debe destacar. Estas iniciativas incluso quieren ser replicadas por otras comunas, y que esperan germinar en proyectos de caniles, perreras municipales, de larga estadía para los perros abandonados.

La ley establece que los dueños o encargados:

Serán los responsables de las acciones del animal, tanto penal como civilmente. Esto con la excepción de un animal que causase lesiones graves o de muerte a personas que entrasen en moradas ajenas contra la voluntad de sus moradores.

La nueva ley agrega a los dueños, el deber de identificar adecuadamente al animal y a sí mismos. En el caso de perros y gatos esto se hará a través de un dispositivo permanente e indeleble, parte de un sistema único en la mascota se podrá relacionar con su responsable.

Quienes tengan mascotas, o sean responsables de ellas, deberán hacerse responsables de su alimentación y manejo sanitario (en especial recolección y eliminación de sus heces).

Además, los dueños de animales o quienes estén a su cargo, deberán mantenerlos en sus domicilios, residencias o lugares que se destinen a su cuidado; recintos que deben cumplir en todo momento con condiciones de higiene y seguridad.

Dichas obligaciones -referentes a albergue y alimentación- ya eran parte de la Ley de Protección Animal, aunque de manera más general.

 Sobre el registro:

Los dueños deberán inscribir a sus animales en un registro administrado por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, que podrá ser el Registro Nacional de Mascotas o Animales de Compañía o-en los casos que se requiera- el Registro Nacional de Animales Potencialmente Peligrosos de la Especie Canina.

Dichas nóminas serán provistas por el ministerio de Interior y Seguridad Pública a las municipalidades, lugar donde cada persona deberá inscribir a su mascota. El plazo para la creación del registro incluye 180 días desde la publicación de la ley para que se genere el reglamento y 90 días a partir de ese punto para que se creen los registros.

Finalmente, luego habrá un plazo de 180 días desde la instauración de los registros para que las personas inscriban a sus animales en ellos.

Prohibiciones:

La nueva Ley busca garantizar la seguridad y bienestar de los animales y de las personas.

Entre ellas se encuentra la prohibición de adiestramientos dirigidos a acrecentar y reforzar la agresividad de los animales, esto con excepción de aquellos perros que pertenecen a las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública o a Gendarmería.

En la misma línea, se prohíben todas las peleas de animales, además de su promoción o difusión. También se restringe por completo su venta ambulante.

Finalmente, se prohíbe el abandono de animales. Dicho delito será considerado maltrato y crueldad animal y será sancionado de acuerdo al Código Penal.

Print Friendly, PDF & Email