La Antártica registró un nuevo récord de bajas temperaturas, con una mínima de 98,6 grados bajo cero, siete menos que la marca anterior, medida en 1983.

Una publicación en la revista Geophysical Research Letters advirtió que las temperaturas mínimas que se registran en la zona de las Mesetas Orientales de la Antártica, el lugar más inhóspito del continente.

Utilizando los datos proporcionados por satélites ambientales del NOAA y de la NASA, se recalcularon las temperaturas registradas ente 2004 y 2016 y detectaron en esta misma zona más de 100 momentos que registraron temperaturas bajo los -90 grados, uno de los cuales, ocurrido el 23 de julio de 2004, batió todos los récords con -98,6 grados, publicó Las Ultimas Noticias.

Según Pamela Santibáñez, doctora en Ecología y Ciencias Medioambientales de la Universidad de Montana (EE.UU), explica que el estudio “mide la temperatura del hilo superficial y se estima que esta temperatura se mantiene hasta los dos metros de profundidad (luego empieza a aumentar).

Para Raúl Cordero, investigador del Grupo de Investigación Antártica de la Universidad de Santiago, lo interesante es que el estudio revela las condiciones que se necesitan para lograr una temperatura de -98 grados Celsius:

“Primero, no debe haber humedad, las moléculas de agua actúan como efecto invernadero y almacenan energía. Segundo, no debe haber viento ya que aumenta la sensación térmica para el hombre pero aumenta poco la temperatura bruta porque el viento transporta energía”, agregó.

“Tercero, tiene que haber cielos despejados. Por último, también influye la altura, las Mesetas Orientales están entre los 3.300 y 3.800 metros de altura”, concluyó cordero.

Elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email