Un número de aproximadamente 150 personas se trasladaron en una caravana que recorrió  desde la Costanera de Chaitén, Carretera Austral pasando por El Amarillo donde había otro grupo que se sumó a esta caravana, para llegar a una manifestación al Puente Yelcho, lugar simbólico escogido hoy para reafirmar el compromiso de oposición al proyecto de Caleta Bay que consistiría en la re-instalación de un criadero de truchas que se activaría en el Lago Yelcho, justamente en uno de los atractivos más bellos de la comuna de Chaitén y considerado uno de los tesoros del patrimonio natural que todos debemos proteger. “Por ningún motivo permitiremos que continúe en la zona la instalación de la empresa” señaló quien es la vocera de la mesa del movimiento Cecilia Illanes,  quien además agregó que “este movimiento ciudadano no se formó para negociar con la empresa si no que para eliminarlo de  la zona”.

La oposición a la instalación de jaulas en el lago obedece al impacto que generaría en el medioambiente la crianza de 4.000.000 de truchas arcoíris, en 30 jaulas, en periodos de producción de 4 meses y un mes de descanso, según lo que dijo la empresa que haría en una de las concesiones y nunca cerraron la posibilidad de utilizar la segunda concesión. Hay que recordar que esta empresa Caleta Bay concretó una transacción de un contrato de arriendo con compromiso de compra por las dos concesiones a la Empres Marine Harvest en el Lago Yelcho.  El impacto al patrimonio natural, el daño económico que también generará en quienes han emprendido en turismo o quienes vinculan directamente su trabajo con el Lago Yelcho; el impacto social a las localidades alrededor con el transporte de camiones, la contaminación acústica, el impacto escénico.

El comportamiento insustentable de la industria acuícola es conocido y su impacto ambiental, social y económico que provoca. Es sabido que esta industria provoca agudos procesos de eutrofización debido a los crecientes niveles de contaminación orgánica (fecas y alimento no consumido) que aportan altísimos niveles de fósforo y nitrógeno, base para los procesos de florecimiento de algas. No podemos permitir que se abra una puerta a la instalación de acuicultura en el Lago Yelcho, una zona que se ha caracterizado por su pristinidad, un patrimonio natural de todos y que debemos proteger.

“Estamos felices de la gran cantidad de vecinos y de la comunidad que ha venido hoy, somos muchos y estamos organizados” y “esta es una comunidad que está trabajando en torno a un bien común, estamos decididos a esta empresa no la queremos de regreso en el Lago Yelcho, y tampoco queremos abrir esa puerta a ese tipo de desarrollo que se contrapone a la visión de territorio que tenemos” señaló la vocera de la mesa del movimiento “Yelcho Libre” Cecilia Illanes,  quien además agregó “Este movimiento ciudadano se forma, organiza y trabaja coordinadamente para eliminar a la empresa de la zona”.  “estamos trabajando en los aspectos técnicos, legales y de activismo para ser una oposición potente en contra de esta producción acuícola que no queremos en el Lago Yelcho.

elhuemul.cl

Compartir