Desde el pasado 16 de diciembre, fecha en que ocurrió la tragedia en Villa Santa Lucía, no sólo la localidad se vio afectada –hasta hoy- producto del aluvión que arrasó con un importante porcentaje de la zona, además de carretera que producto de su deterioro ha complicado a más de una comuna también de la región de Aysen. Hoy, son varias las localidades de Los Lagos y Aysén, las que piden a las autoridades se agilicen los trámites para brindar soluciones que realmente ayuden a las comunidades a restablecer la conectividad entre ambas regiones.

Es así que ni bien se produjo esta catástrofe que aún mantiene a personas trabajando en la zona cero, los alcaldes de Cisnes, Lago Verde, Palena, Chaitén y Futaleufú, conformaron una mesa de emergencia y colaboración intercomunal con el único fin de buscar soluciones con las autoridades respectivas para que el impacto de lo sucedido en la villa y sus efectos colaterales en conectividad, abastecimiento, entre otros, no sea tan negativos para los pobladores.

Puyuhuapi, puerto nuevamente

Hace algunos días, el alcalde de Cisnes, Francisco Roncagliolo, comunicó que debido a la contingencia y los problemas severos de conectividad –mencionados en anteriores ediciones-, esta mesa intercomunal, decidió en conjunto con la comunidad levantar una solicitud al gobierno. “Precisamente, conectividad es uno de los problemas que nos aquejan en conjunto, dada a la contingencia en la villa. Para nosotros, uno de los problemas complejos que tenemos como municipio es precisamente el ingreso de la carga a nuestras comunas y salir con esta hacia los lugares que tenemos que trasladar”, inició en su relato el jefe de la comuna, agregando que el principal planteamiento es “que derechamente Puyuhuapi se transforme en puerto para la entrada y salida de la carga”, enfatizó Roncagliolo.

Asimismo, la autoridad comunal comentó que la localidad de Puyuhuapi también debería ser un puerto de emergencia para la zona norte de la región. “Aquí tenemos una rampa que tenemos que habilitar y posterior a eso deberemos trabajar técnicamente para mejorar esas condiciones y transformar esta rampa en una que permita tener un acceso continuo a la zona y que nos permita proyectarnos también en la parte productiva”, indicó.

A lo comunicado por el alcalde de Cisnes, también se agrega el documento emanado desde el municipio de Lago Verde, donde el alcalde Nelson Opazo señala que además el sector ganadero se ha visto afectado debido a la complejidad en el traslado de animales. Otro tema es el turismo, “el que se ha visto mermado, provocando pérdidas considerables a nuestros emprendedores… existen largas filas de espera para acceder a tan precaria prestación –navíos-, por lo que es fundamental la implementación de una mayor cantidad de barcazas”, agrega el jefe comunal de Lago Verde en el escrito que va dirigido a los ministros de Obras Públicas, Transportes, subsecretarios de ambos sectores, los intendentes de Los Lagos y Aysén y seremis de ambas regiones. “Es por esto que solicito a los señores ministros, gestionar la autorización y habilitación del muelle emplazado en la localidad de Puyuhuapi o en su defecto habilitar embarcadero del sector Las Pulgas, ubicado en la misma localidad, los cuales ofrecen mejoras logísticas para efectos de subsanar en cierta medida todos los aspectos negativos señalados…asimismo, habilitar sistema de barcazas especiales para transporte de ganado, carga y pasajeros”, concluye Opazo.

Traslado de ganado

Otro tema que complica a las comunas, sobre todo en Aysén, es el traslado de animales, debido a que en marzo miles de cabezas de ganado son transportados a La Junta para la feria que ahí se realiza, “también transmitirle a los campesinos de que estamos preocupados por lo que viene en marzo con la feria, por lo que este trabajo es pensando en toda la contingencia que estamos viviendo”, agregó el alcalde de Cisnes, enfatizando en que este trabajo fue acordado por los cinco municipios. “La idea es que los alcaldes de la décima región sigan apoyando y presionando desde allá y nosotros desde aquí queremos seguir trabajando con las autoridades  de acá para que en conjunto podamos sacar esta solución lo más pronto posible”, agregó Francisco Roncagliolo.

Asimismo, los dirigentes sociales y productivos, vecinos y visitantes de Puyuhuapi, con su vocera Luisa Ludwig, solicitaron a través de firmas que se habilite la rampa en la costanera para que “Puyuhuapi vuelva a ser puerto otra vez, como lo fuera durante los primeros sesenta años de su historia”, agregan en un documento, el cual, trascendió tiene como destino la Intendencia Regional de Aysén.

Finalmente, los pobladores, agregaron que “a la bahía de Puyuhuapi pueden entrar embarcaciones de hasta 100 metros de eslora y 6 metros de calado, y la rampa que en el 2008 sirvió para evacuar ganado durante la erupción del volcán Chaitén, puede ser habilitada sin problemas. A diferencia de la alternativa (Las Pulgas), Puerto Puyuhuapi está resguardado del mal tiempo, la embarcación llega a un lugar poblado con servicios básicos como posta de salud, carabineros, comercio y hotelería, mientras Las Pulgas es un lugar despoblado que no tiene siquiera señal de celular”, asimismo aseguran que “esta rampa contribuirá de manera significativa a la conectividad y abastecimiento de Puyuhuapi y La Junta. Y será muy importante para el futuro productivo (turístico-marítimo) del sector norte de la región”.

“Que derechamente Puyuhuapi se transforme en puerto para la entrada y salida de la carga”

elhuemul.cl

Fuente:Diario aysen

Print Friendly, PDF & Email