Comenzó la quinta etapa en la búsqueda de desaparecidos en la villa Santa Lucía de Chaitén a un mes del aluvión que destruyó parte del poblado.

La nueva fase disminuye la cantidad de rescatistas y se enfoca en cambios en los elementos usados para el rastreo.

Debido a las altas temperaturas, el material se endureció generando complicaciones para introducir las varillas usadas por los equipos USAR, dando paso a la maquinaria pesada.

El intendente de Los Lagos, Leonardo De La Prida, explicó la denominada “Quinta Etapa” y adelantó que las labores de rastreo “se están complicando”.
En la reunión realizada en dependencias de la Onemi en Puerto Montt, se abordó también el trabajo del manejo con los animales que estaban muertos bajo el barro.

En estos casos, la orden fue sepultarlos a dos metros de profundidad y con cal para disminuir enfermedades en los equipos desplegados y en las familias que a diario están en la zona esperando posibles resultados.

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email