Hace poco más de una semana, en la comuna de Futaleufú, un menor de edad fue atacado por un perro, el cual le generó heridas en ambos brazos, siendo uno de ellos el más afectado, debido a lo profundo de la herida, situación que obligó al doctor que lo atendió a poner puntos provisorios mientras evoluciona la herida y se mantiene bajo control el que no se infecte, mientras se le aplican las respectivas dosis de vacunas antirrábicas.

La madre del niño de 10 años, Andrea Troncoso, señaló que “una vecina que presenció el ataque, alejó al perro lanzándole piedras, ya que este mordía y zamarreba a mi hijo; situación que pudo haber sido mucho peor pese a que quedará con las cicatrices de las mordidas de por vida”. También nos comenta que días antes el mismo perro habría atacado a una niña, situación que no fue denunciada como en nuestro caso, ya que estamos a la espera de la citación de la fiscalía.

El perro que habría generado los daños, tiene dueños, y pese a ello vagaba por los alredores de la población, al igual que otros tantos, lo que pone en la mira nuevamente la tenencia responsable de mascotas y la falta de cuidado o preocupación por ellas, ya que las denuncias que se hacen a través de redes sociales o a los medios de comunicación dan cuenta justamente de los problemas que pueden generar los perros que vagan libres por las calles causando daños a vehículos, ensuciando las calles al romper o sacar la basura que retiran en las casas, molestando a los vecinos y en casos extremos atacando a las personas o ganado.

En Futaleufú hay una ordenanza aprobada que regula a través de su capítulo V, donde deben permanecer las mascotas y prohíbe que transiten libres en la vía pública, señalando que:

Artículo 33º: Los animales considerados mascotas deberán permanecer
en el domicilio del propietario sin que causen molestias al vecindario. Las
mascotas sólo podrán circular por la vía pública acompañados por sus dueños con
el correspondiente medio de sujeción.

Artículo 34º: Prohíbase el tránsito en las vías públicas de toda especie
canina que lo haga sin sus respectivos dueños, correspondiendo a Carabineros de
Chile e Inspectores Municipales, identificar al propietario del animal y realizar la
denuncia ante el Juzgado de Policía Local correspondiente.

Otras comunas de las provincia no están ajenas a estas situaciones o denuncias pese a lo claro que es al respecto la Ley Cholito, la que endurece las penas o sanciones para quienes maltraten a los animales o quienes los abandonen. La ley legisla entregando mejores herramientas de control y fiscalización, y penalizando a quienes no son responsables de sus mascotas.

Aspectos claves de la “Ley Cholito”

La normativa define el acto de maltrato o crueldad con los animales es “toda acción u omisión ocasional o reiterada que injustificadamente cause daño, dolor o sufrimiento a un animal”.

Además, considera que “el abandono es maltrato, prohíbe el sacrificio como método de control de población, las peleas de animales y el adiestramiento para que sean más agresivos”.

El texto también establece que los dueños son “responsables de su alimentación, manejo sanitario y obligación de la norma y de responder civilmente de los daños que éstos causen”.

A nivel local, las Municipalidades serán las encargadas de rescatar, sanitizar, esterilizar y reubicar animales sin dueño, institución que, además, estará a cargo de fiscalizar esta norma.

En caso de daño a un animal, se sancionará al dueño con presidio menor en su grado mínimo a medio, o sea, desde los 60 días a los tres años de cárcel, y multa de 10 a 30 UTM (466.000 a 1.398.000 pesos), además de inhabilidad absoluta perpetua para la tenencia de cualquier tipo de animales.

Mientras que en caso de lesiones graves en la integridad física o muerte del animal, también hay una pena que va desde los 60 días a los tres años de cárcel y multa de 20 a 30 UTM (932.000 a 1.398.000 pesos), sumado a la inhabilidad absoluta perpetua para la tenencia de animales.

Establece las normas a las que deberán someterse las organizaciones destinadas a la protección de animales y a la promoción de la tenencia responsable de mascotas; los locales de venta y crianza y los eventos en que éstos participen o sean exhibidos.

Imagen referencial

elhuemul.cl

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email