Con emotivo responso recordaron al mártir N° 1.169 de Carabineros de Chile en Ayacara.

Cerca de setenta de personas acompañaron el servicio religioso en memoria del cabo 2do. de Carabineros, quién fuera abatido por antisociales el año 2014 en la ciudad de Cerro Navia.

Hasta la localidad de Huequi en Ayacara, el Capellán Evangélico de Carabineros de Chile por la Provincia de Palena Pablo Figueroa Burgos llegó para realizar un responso en memoria del cabo segundo de Carabineros Cristóbal Barría Pérez (Q.E.P.D), quien fuera asesinado el 23 de mayo del año 2014 durante un control policial en la comuna de Cerro Navia.

IMG-20170420-WA0035

Próximo al cumplirse el 90° Aniversario institucional y a dos años de su muerte se realizó un servicio religioso con la presencia de sus padres y familiares, el Jefe de Reten de Ayacara, Suboficial Mayor Juan Carlos Jara, el Concejal Víctor Catalán, personal uniformado, amigos y vecinos de sus familiares.

El cabo segundo de Carabineros Cristóbal Barría Pérez, quien fuera ascendido al máximo grado de su escalafón de forma póstuma –Suboficial Mayor-, fue el reconocimiento por parte del alto mando de la institución, haciendo su promesa en su juramento “rendir la vida si fuese necesario”. Sus familiares lo recordaron con un servicio religioso donde yacen sus restos en el cementerio del sector de Huequi en Ayacara.

IMG-20170420-WA0033

El capellán Figueroa centro su servicio ante los asistentes en el libros de Salmos 91 centrado en el verso 15 “me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia”. Por lo tanto invocando el nombre de Dios vendrá en su ayuda dándoles paz y consuelo, y bueno es entender la voluntad y soberanía de Dios.

Asimismo el Capellán puso por ejemplo al cristiano Horacio Spaford: Un creyente norteamericano, que tenía muchos negocios y capitales en Chicago. Decidió tomarse vacaciones y envió a su esposa y sus dos hijas en un barco a Londres, este naufrago, se salvó su esposa, luego vino el gran incendio de Chicago en 1873 que devastó todas sus riquezas y propiedades; viaja a Londres en barco y el capitán le informa el sitio aproximado del naufragio, se quedó mudo unos minutos, luego dice: !! Estoy bien con mi Dios !! Fue la frase clave para componer el Himno con ese Título.

Finalmente el Pastor Figueroa expresó “Esto nos deja una lección, que por grave que sea la situación que nos toque pasar!! Nunca renegar contra el Dios Supremo!! Y aprender a decir “Estoy bien con mi Dios”. Posteriormente el Capellán Evangélico Pablo Figueroa Burgos finalizó su servicio entonando el Himno en cuestión. Historia que conmovió a los presentes en la Península de Huequi.

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email