La crecida del río Blanco en Chaitén no provocó daños ni afectación en las obras de construcción del enrocado. La información fue confirmada por la Gobernación y el MOP.

Tras el aumento del caudal del Río Blanco tras las constantes lluvias y la marea alta, el panorama durante la jornada ya se normalizó, tranquilizando a la comunidad.

WhatsApp Image 2016-11-05 at 23.12.04

La crecida se dio justo cuando la empresa a cargo de las obras del enrocado ya había realizado algunos movimientos de material, generando preocupación entre los chaiteninos.

El Gobernador de Palena, Carlos Salas, manifestó que se tomaron las medidas necesarias con el fin de resguardar a la población, la que no sufrió ningún tipo de daños.

El Seremi de Obras Públicas, Carlos Contreras, afirmó que junto a Vialidad estuvieron monitoreando la situación, pues entendían de la inquietud de los vecinos.

WhatsApp Image 2016-11-05 at 23.12.00

Ambas autoridades informaron que la situación en Chaitén es de normalidad, pues las condiciones climáticas ya cambiaron. Además, dieron cuenta que se tomaron las medidas necesarias para enfrentar cualquier situación en caso de otra crecida del Río Blanco mientras se construya el enrocado en el lado sur.

Fuente: Biobiochile.cl

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email