La fiesta o celebración adoptada de Halloween en la comuna de Palena generó daños no atribuibles a travesuras, y fueron varios los vecinos afectados con rayados de sus vehículos o perdida de enceres.

Auto rayado2

Por la redes sociales la comunidad de Palena denunció diversos actos dañinos que se ampararon en la celebración de Halloween, celebración a la muerte, de acuerdo a sus orígenes, y que hace que todos los años niños y no tan niños se disfracen para pedir dulces en las casas o realizar travesuras en ellas si no se les otorgan, o en este caso, actos de vandalismo que afectaron a esa comunidad.

Auto rayado3

Autos rayados con pintura, neumáticos desinflados, basureros volcados o cortes de luz intencionales que costaron enceres de los hogares como refrigeradores fueron algunas de las quejas de los afectados, y quienes no ocultaron su malestar con estas situaciones que tildaron de delincuenciales y que lamentaron ocurran en su comuna.

¿Halloween, fiesta para celebrar?

Si bien es cierto, y a modo de ilustrar en parte lo que arrastra como “celebración” adoptada el Halloween como una noche de disfraces y pedir dulces para los niños, sus orígenes son muchos más oscuros y datan de trescientos años antes del nacimiento de Cristo, y narran que los Celtas vivieron en las Islas Británicas, Escandinavia, y Europa Occidental como una sociedad de costumbres controlados por una sociedad de sacerdotes paganos llamada los druidas.

Ellos adoraban y servían a Samhain, dios de la muerte y cada año, el 31 de octubre, los druidas celebraban la víspera del año nuevo céltico en honor de su dios Samhain.

Los sacerdotes druidas iban de casa en casa exigiendo alimentos y en algunos casos niños y vírgenes para ofrenda a su dios Samhain en el festival de la muerte, si se los daban se hacía un trato (treat) y se iban en paz. Si la gente de la aldea no daba a los druidas el alimento o persona que exigían, se lanzaba una maldición sobre la casa entera y según ella, alguien de esa familia moriría ese año. Esa era la trampa o treta (trick).

fuente: https://arquehistoria.com/

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email