IMG_0064Este 1 y 2 de octubre celebramos por segunda vez el Día Nacional del Medio Ambiente, creado en 2014 por la Presidenta Michelle Bachelet para conmemorar la fecha de creación del Ministerio del Medio Ambiente y de la nueva institucionalidad ambiental.

Se trata de una fecha que busca relevar también la importancia de nuestro patrimonio natural, y de la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo más sustentable y con equidad ambiental.

Este año, en particular, tenemos importantes avances que celebrar. Por ejemplo, la promulgación de la Ley de Fomento al Reciclaje, que busca instaurar en nuestro país una nueva cultura en la que nos hagamos responsables de nuestros residuos en oposición a la cultura de lo desechable que impera hoy. Esto implica también avanzar hacia formas de producción y consumo más responsables con el medio ambiente.

También hemos incrementado las áreas protegidas, y en esta materia quiero resaltar la oficialización del Parque Marino Nazca Desventuradas, el más grande de Latinoamérica y que nos permitió triplicar nuestra superficie oceánica bajo protección oficial.

Ha aumentado también nuestra conciencia sobre el cambio climático, y como país nos hemos comprometido con acciones concretas para disminuir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en el marco del Acuerdo de París, al tiempo que hemos progresado notablemente en materia de adaptación a sus efectos.

En los últimos dos años, nuestra estrategia de planes de descontaminación atmosférica registra también avances, con seis planes ya en operación. Su existencia no implica un descenso inmediato de los niveles de polución de las ciudades, pero estamos seguros que en el mediano plazo sus efectos serán claros y efectivos, acompañados de una mayor conciencia de la ciudadanía.

Estos son solo algunos de los progresos registrados en materia ambiental, pero a mi juicio el principal avance que existe en el país es la existencia de una mayor conciencia ambiental en la ciudadanía. Lo vemos cada vez que visitamos algún colegio, alguna comunidad en Santiago o regiones, en la importancia que está adquiriendo este tema para la industria.

Esta conciencia ha ayudado a que cada vez más las chilenas y chilenos se interesen por el reciclaje, por el origen de los productos que compran, por aportar con un grano de arena a disminuir la contaminación de sus ciudades, o por la importancia que asignan al patrimonio natural del país.

Creemos que es en esto último, en el contacto directo con la naturaleza, donde es posible crear con mayor fuerza la conciencia ambiental. Lo que se conoce se cuida, y por eso para celebrar este Día Nacional del Medio Ambiente se abren gratis durante el primer fin de semana de octubre los parques y reservas nacionales, los monumentos naturales, y muchas áreas protegidas administradas por privados. Para que las familias que acudan a ellos, padres e hijos, incrementen esta conciencia de cuidado por el planeta. El lema de este año es “No dejes huella”. Para recordarnos la importancia de no dejar impactos, y cuidar lo que pertenece a las generaciones futuras.

Por Pablo Badenier Martínez – Ministro del Medio Ambiente

Print Friendly, PDF & Email