Una providencial salvada tuvieron los tripulantes de una embarcación menor luego que pasadas las 18.00 horas de la tarde de ayer se activaran los protocolos de emergencia de la Armada de Chile tras reportarse en la comuna de Chaitén el naufragio de una nave identificada como Escorpión III. Los ocupantes pidieron ayuda por VHF y lanzaron bengalas, mientras que la primera alarma habría provenido desde un voluntario perteneciente a la Corporación Ciudadana Red Nacional de Emergencia (RNE) de Aysén.

De acuerdo a antecedentes preliminares recabados por La Opinión de Chiloé, y por causas que serán objeto de investigación de la Policía Marítima, la embarcación con matricula de Castro (con sus papeles al día y registro de zarpe correspondiente desde la capital provincial) se habría hundido en el mar de la Península de Comau, en las cercanías de la pequeña isla Ica, frente al tramo costero entre Ayacara Sur y Reldehue.

Conocido el accidente, personal Armada dispuso que las embarcaciones que estaban en la zona fueran a prestar ayuda; así, respecto de las tres personas que estaban a bordo (algunas fuentes mencionan que son cuatro), trascendió que fueron rescatadas por personal de un centro de cultivo cercano. El incidente habría ocurrido por una presunta rotura de casco.

fuente: La Opinión de Chiloé

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email