En la madrugada del 19 de febrero de 1965 una gigantesca avalancha de barro, troncos y hielo bajo a gran velocidad por las laderas del Volcán Yate en la región de Los Lagos al norte de la Patagonia Chilena.

Al llegar a la ribera del Lago Cabrera ubicado a los pies del volcán, se generó una ola de casi 30 metros de alto (hoy se estima que puede haber sido la ola continental más grande de la que se tenga registro) cruzando a gran velocidad el amplio Lago, saliendo por la ribera contraria, donde arraso con un caserío de “alerceros” (cortadores de tablillas de alerce) sin dejar un rastro de la vida que allí se desarrollaba. Tras la visita -al día siguiente- de autoridades de tercer orden en el escalafón burocrático, el asunto (es decir la muerte de los alerceros) se archivó. No hubo sobrevivientes y nunca se encontraron sus cuerpos, hasta hoy, solo una gran playa de arena, troncos y piedras cubre el lugar del caserío.

Es este lamentable hecho el que este 19 de febrero se conmemora en Hualiahue, a través de la invitación que extiende la comunidad Indigena de Rupulafquen, la Municipalidad y las empresas Turismo Mahuida Carretera Austral y Cabalgatas Rupalahual; para realizar una caminata de 19 kilómetros abierta a quien quiera participar.

dsc_0269

La actividad, que parte a las 08:00 de la mañana este jueves 19 de febrero con un desayuno, tiene por objeto llegar a la cruz recordatoria de quienes perdieron la vida (caminata de 19 kilómetros) que comienza desde el refugio del Lago.

elhuemul.cl

Print Friendly, PDF & Email