Jaime Silva Sciberras, Notario, Conservador y Archivero Judicial de Chaitén

Aunque el trabajo de todos los notarios y conservadores tienen un objetivo común,  esta labor en  muchas zonas tiene particularidades que la hacen única. Bien lo sabe el Notario, Conservador y Archivero Judicial Jaime Silva Sciberras, quién desde el año 2011 se desempeña en Chaitén, jurisdicción que incluye además las comunas de Palena y Futaleufú, en la Región de Los Lagos.

SAM_0271 (1)

“Antes me desempeñé por casi ocho años, como Director Regional de la Corporación de Asistencia Judicial para las regiones de Los Ríos y Los Lagos, además de impartir por casi once años, la cátedra de Derecho Civil, como profesor titular para los alumnos de Derecho, en las universidades de Temuco, San Sebastián y Santo Tomás, en sus sedes de Temuco, Osorno y Puerto Montt”, cuenta.

Una de las principales motivaciones para postular y asumir su actual cargo, fue la oportunidad de ejercer una prestigiosa y reconocida área de la profesión y vivir en una zona de gran belleza natural, alejada de la vertiginosa vida de la gran ciudad, que a su juicio dificulta cada día más una real y humana convivencia. “Buscaba tiempo y espacio para el desarrollo personal y para compartir con la familia, vecinos y amigos”, comenta.

Desafíos

Sin duda, la llegada a esta jurisdicción ha significado desafíos diarios, por sus características únicas, como por ejemplo, una extensa y accidentada zona geográfica, con una extraordinariamente baja densidad poblacional. “Los pocos centros urbanos están muy distanciados unos de otros, con serios problemas de conectividad, entre ellos, y con el resto del país, sumado a condiciones climáticas muy adversas durante gran parte del año, factores todos que inciden en las patagónicas costumbres de su población, que se resumen en dos populares frases muy ejemplificadoras de la filosofía local: ‘Siempre hay tiempo para un mate’ y ‘El que se apura, pierde el tiempo’”, indica.

Es por estas razones que el desarrollo de su trabajo implica a diario retos impensados en las grandes ciudades, como flexibilizar los tiempos de atención para ajustarse a los cambiantes horarios de barcazas, buses y avionetas, lidiar con frecuentes cortes de electricidad, teléfono e internet, soportar extensas semanas de lluvia ininterrumpida, largas jornadas sin un sólo usuario que atender y hacer las veces de electricista, carpintero, técnico informático, gásfiter o chofer.

Chaitén-2

Servicio a la comunidad

Como suele ocurrir en localidades apartadas y su escasa presencia de abogados, Jaime Silva ha pasado a ser un asesor jurídico integral para toda la comunidad. “En estos lugares el notario cumple un activo rol preventivo de legalidad en todas las actuaciones que se realizan, tanto por particulares como por servicios pertenecientes a la administración pública”, indica, agregando que son muy frecuentes las consultas gratuitas respecto a temas jurídicos variados, no siempre directamente relacionados con el desempeño del oficio. “El notario acá, es sin duda alguna una autoridad, reconocida y muy valorada socialmente, lo que conlleva también la responsabilidad de mantener una conducta individual intachable y una gran probidad”, indica.

 Notario: garante de la soberanía

Aunque las características de la zona son bastante diferentes a muchas otras localidades del país, donde predomina la inmensidad de la naturaleza y el verde profundo es su sello, a la hora de hacer trámites, la lista de actuaciones más frecuentes no difiere mucho de las de otras zonas del país.

Autorizaciones, certificaciones, escrituras son trámites que se realizan a diario, sin embargo, al estar vigente la prohibición de adquirir inmuebles ubicados en la provincia, por nacionales de países limítrofes, este control queda en manos del respectivo notario y conservador. “ En estas zonas, declaradas legalmente fronterizas , nos constituimos como verdaderos garantes de la soberanía nacional”, indica.

SAM_0935

Experiencia de vida

Tanto por su crecimiento personal y su relación familiar, así como también por su vinculación con la comunidad, para el notario Jaime Silva sin duda que esta experiencia de trabajo ha sido positiva en todos los sentidos.

“Lo que más rescato de esta experiencia, es que me ha dado la oportunidad de re encantarme con mi profesión y con la vida, al permitirme el contacto directo y humano con mis vecinos, con la naturaleza en su estado más puro, y por sobre todo, me ha dado la invaluable posibilidad de concretar en hechos una personal vocación de servicio público, que considero todo abogado debería procurar mantener”, puntualiza.

Asociación de Notarios de Chile

elhuemul.cl

 

Print Friendly, PDF & Email