La profesora Evelyn Matthei gana $ 3 mil por hora de clase en Pedro Aguirre Cerda

511

La ex candidata presidencial de la Alianza dio un giro de la política a la educación y ahora es profesora de matemáticas en el colegio José Agustín Alfonso. Ella misma llamó por el trabajo, pasó la selección y ahora imparte 12 horas semanales de la asignatura.

file_20140305124523

La ex candidata presidencial de la Alianza, Evelyn Matthei, había dicho que quería dedicarse a la docencia si no salía electa Presidenta. Y lo cumplió, pues la ex ministra de Trabajo, está impartiendo clases de matemáticas en un colegio de Pedro Aguirre Cerda y debe cumplir con todos los requerimientos que cualquier otro docente en la escuela.

Para cumplir su palabra, Matthei llamó directaqmente a la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), de Patricia Matte, el 15 de enero para saber si tenían alguna vacante para una profesora de matemáticas.

“Vino a conversar conmigo, con la gerenta de Recursos Humanos y manifestó las ganas de hacer clases de matemáticas a dos niveles (…) Se sometió a todo lo que es un proceso de selección de nuestro profesorado (…) y quedó muy bien calificada”, contó la gerente general de la SIP, Lily Ariztía, a radio Cooperativa.

Tras ello, la derivaron al colegio José Agustín Alfonso, uno de los más vulnerables de la red, y donde Matthei gana $ 3 mil por hora. Como hace 12 horas semanales, su sueldo se empina por los $ 144 mil, aunque el suelda mejora un poco, con bonos, afirmó Ariztía.

En el colegio declinaron a entregar detalles sobre la llegada de Matthei a su plantel la semana pasada, aunque recién ayer comenzó a dar clases, como quedó de manifiesto en Twitter, red social donde sus alumnos subieron fotografías con la ex candidata presidencial.

La nueva “profe” llega cerca de las 7:20 diariameente y estaciona en el colegio.

Ariztía contó que los colegas de la licenciada en Economía (le faltó entregar la tesis para titularse. Se la robaron); están muy contentos con su presencia y que los alumnos quedaron impactados al ver que no se trataba de una cámara oculta.

Los apoderados tampoco se complicaron por su veta política. “(A mi hija) le gustó su clase. Tiene muy buena disposición y les dijo que si no entendían, ella les volvería a explicar (…) están muy contentos, yo separo el lado político. En esto no importan los colores políticos, ya que lo relevante es que ella tenga vocación, que enseñe y yo feliz que lo haga acá”, comentó Wilma Candia, madre de una estudiante de segundo medio a La Segunda.

Pero no será cosa de hacer las clases y retirarse. Como profesora del plantel, dijo Ariztía, tendrá que asistir a los colegios de profesores y a reuniones de departamento, todas fuera del horario de clases.

Sala de Prensa – El Huemul

Print Friendly, PDF & Email