Condenan a una persona por manejo en estado de ebriedad

317

logo_FISCALIAAlcoholemia arrojó resultado de 2.46 gramos por mil de alcohol en la sangre.

Dos años con la licencia de conducir suspendida, además de una pena remitida de  541 días, fue la sentencia aplicada por el Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal contra Luis Evaristo Reyes Durán de 29 años, autor del delito de conducción de un vehículo en estado de ebriedad, perpetrado el 19 de mayo de 2013 en Puerto Aysén. El hecho se agrava porque además manejaba con la licencia de conducir suspendida desde septiembre del 2012.

Luis Reyes Durán deberá también pagar una multa de dos unidades tributarias mensuales, es decir 80 mil pesos aproximadamente, de acuerdo a lo sancionado por los jueces Sergio Vásquez Parra, Luis del Río Moncada y Carolina Cerna Carrasco.

PRUEBAS

De acuerdo a las pruebas presentadas en el juicio por el fiscal jefe Luis Contreras Alfaro, los jueces del Tribunal Oral dieron por establecido que el 19 de mayo de 2013, alrededor de las 06:25 horas, Alejandro Reyes Durán condujo por calle Pangal, de Puerto Aysén, un vehículo  Suzuki modelo Jimmy color blanco, en estado de ebriedad y con su licencia de conducir suspendida.

“La prueba rendida por el Ministerio Público sí ha permitido establecer que el acusado condujo el vehículo momentos antes de ser detenido por Carabineros, de lo contrario no se explica cómo estos pudieron ver el jeep en movimiento y que el acusado se encontrara en su interior, sin que se bajara ningún ocupante en el intertanto”, sostiene el fallo redactado por la jueza Carolina Cerna Carrasco.

A ello se añade un detalle advertido por el fiscal Contreras, el cual se refiere a que el acusado señaló que el vehículo tenía un problema mecánico para encender, mientras que un  testigo -que supuestamente condujo desde la discoteca-, no pudo advertirlo.

ALCOHOLEMIA

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, en base a las diversas diligencias ejecutadas por personal de Carabineros, el automóvil fue fiscalizado por personal policial. “El imputado detuvo la marcha del vehículo, apagando las luces y cambiándose de asiento al del copiloto”, expuso  durante el juicio el fiscal Luis Contreras.

Al requerir su licencia de conducir, los funcionarios policiales se percataron de la condición en que manejaba el acusado; es decir con rostro congestionado, un fuerte hálito alcohólico e incoherencia al hablar, siendo trasladado al Hospital de Puerto Aysén, lugar donde le fue practicado el examen de alcoholemia, el cual arrojo un resultado de 2.46 gramos por mil de alcohol en la sangre, según informó el Servicio Médico Legal.

El imputado negó en el juicio oral haber ido manejando. Incluso dijo que las llaves estaban puestas en el vehículo y que él sólo activó el contacto para prender la radio.

Debido a que se le otorgó el beneficio de la remisión condicional, Luis Reyes Durán quedará sujeto al control administrativo y a la asistencia del Centro de Reinserción Social de Gendarmería de Chile de Puerto Aysén por el mismo tiempo de duración de la condena. La defensa del imputado estuvo a cargo del abogado Marcelo Panichine Flores. 

Sala de Prensa – El Huemul

Fuente: Fiscalia de Chile.

Print Friendly, PDF & Email