Carabineros, un producto chileno de exportación “no tradicional”

1501

La militarizada policía de Carabineros es uno de los productos de exportación no tradicionales de Chile, ya que sus características como fuerzas ‘de orden y seguridad’ son estudiadas en el resto de América Latina.

1044288_538814046179354_1787612033_n

Las cualidades de esta institución, así como su estructura funcional y organigrama, son fuente de admiración para sus similares de la región, lo cual ha llevado a Carabineros a participar en programas de adiestramiento y formación de varias policías. Esta colaboración sobrepasa las diferencias políticas entre los gobiernos, como en el caso de Ecuador, donde el presidente Rafael Correa destacó planes de reforzamiento y modernización de la policía de su país, con participación de instructores chilenos.

P1000034

Otro caso es el de Colombia, que envía anualmente a oficiales y efectivos de la Policía Nacional a estudiar en los institutos de formación policial en Chile, nexo que fue refrendado este año con el intercambio de condecoraciones entre sus máximos jefes. A través del Programa de Becas para Policías Uniformadas Extranjeras, Carabineros recibe a oficiales de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana. El prestigio de Carabineros también se refrenda en Chile, donde la institución -que tiene como lema ‘Orden y Patria’- aparece como la entidad con mayor percepción de confianza por parte de la ciudadanía, con 40.8 por ciento.

942266_522762264451199_803968267_n

Carabineros, con 50 mil funcionarios entre uniformados y personal civil, hace parte de las ‘Fuerzas de Orden y Seguridad’ del país, junto a la Policía de Investigaciones (PDI), representando un policía por cada 283 habitantes. La institución, creada en 1927 sobre la base de diversas fuerzas policiales preexistentes, es militarizada, obediente, no deliberante, jerarquizada y está presente en todo el país, donde su misión fundamental es resguardar la seguridad pública. Además, su disciplina, estructura, armamento y presencia en todo el país hace que algunos especialistas consideren a Carabineros como una potencial fuerza militar del sistema de defensa nacional, dado su poder de fuego, despliegue, disciplina y mando. De hecho, durante la dictadura militar (1973-1990), Carabineros fue puesto bajo el mando del Ministerio de Defensa, situación que se revirtió con la recuperación de la democracia, cuando volvió a depender de la cartera del Interior.

983638_527720067288752_167496594_n

Carabineros define su misión en el cumplimiento de su rol preventivo (presencia, resguardo, creación de condiciones para la paz interior) y de control de orden público (cumplimiento a la ley, restauración del orden y hacer cumplir las órdenes emanadas de los tribunales). Además, la llamada ‘policía uniformada’ asume en Chile una misión educativa, de servicio e información, de solidaridad social a víctimas de catástrofes o delitos y de integración nacional (fronteras y lugares alejados). Su estructura orgánica contempla las fuerzas de orden público, fuerzas especiales antidisturbios, grupo de operaciones especiales, comandos especializados en explosivos, rescate y misiones especiales, una fuerza antinarcóticos y una Prefectura Aérea.

969450_529888783738547_292561803_n

Carabineros, asimismo, es la fuerza encargada de resguardar las fronteras del país, lo que le entrega misiones de soberanía en zonas limítrofes, a lo que se suma su función auxiliar de la justicia, de prevención y de persecución del delito. Los carabineros además tienen a su cargo la seguridad vial, el control del tránsito, brindan apoyo a la ciudadanía en situaciones de emergencia y hasta hacen de ‘parteros’, socorriendo a mujeres que no alcanzan a llegar a centros hospitalarios para dar a luz.

999904_529884623738963_393130710_n

Una misión específica es la de la Inteligencia Policial, que lleva a Carabineros a participar en las tareas asignadas a la Comunidad de Inteligencia, y el enfrentamiento de los riesgos a la seguridad nacional definidos por la autoridad. El estatuto y reglamentación interna establecen que, por el carácter no deliberante de Carabineros, los policías no pueden pertenecer a partidos políticos ni a organizaciones sindicales.

Los agentes tampoco pueden integrar instituciones, agrupaciones u organismos cuyos principios u objetivos se contrapongan o sean incompatibles con las funciones que la Constitución chilena y las leyes encomiendan a Carabineros.

Sala de Prensa – El Huemul

Fuente: lacronica.com

Print Friendly, PDF & Email