Bernardo Riquelme: La resurrección de Chaitén

646

bernardo¿Quién es?

Bernardo Riquelme tiene 44 años, cumple su segundo período como concejal gracias al 8% de las preferencias que obtuvo en la última elección. Vive en Chaitén desde hace 27 años, donde es dueño de la Radio Provincia de Palena. En 2008, cuando el volcán hizo erupción, fue uno de los últimos en abandonar el poblado.

Nada hacía pensar que en apenas tres días todo nuestro entorno se iba a modificar por completo. Antes de la erupción del volcán Chaitén, en la ciudad esperábamos nuevas obras. Eran tiempos de anuncios. Iban a remodelar la costanera. También íbamos a tener un estadio con cancha sintética para el fútbol. Pero esos planes terminaron con la erupción.

Con la emergencia, la gente comenzó a salir en masa. En un momento quedaron 400 personas y después menos. Al final quedamos como tres. Yo me había quedado porque la radio estaba funcionando. Tenía una 100% de audiencia en la ciudad. Es más, las otras dos personas se iban a la radio a escuchar las trasmisiones. Además salíamos por la internet. Era importante, porque nos escuchaban de todas partes para saber qué ocurría en la ciudad. Lo mío era estar ahí por trabajo y el resto, porque sentían que había más gente. La parte más difícil de la erupción fue ver cómo se destruía gran parte de la ciudad por no haber limpiado el río. El río se llevó la mitad del pueblo. Ahora creo que se pudo haber hecho al más, no sé, haber protegido la ciudad. Hay algunos trabajos que se han hecho, pero falta mucho por hacer. Hace algunos trabajos que se han hecho, pero falta mucho por hacer. Hace algunas semanas el río se llevó una de las últimas casas que estaba en la parte sur. Era una especie de símbolo de lo que fue el desborde del río. Eso demuestra que faltan hacer esos trabajos.

Actualmente Chaitén está funcionando bien. Se recuperaron los servicios públicos. Tenemos abastecimiento de todo tipo. A quienes se dedicaron al turismo, les ha ido bien. Quizá somos el 40% de los que éramos antes de la erupción, pero estamos en plena recuperación.

Es difícil saber lo que va a ocurrir con Chaitén. Faltan muchas decisiones por tomar. Han faltado pantalones. Un gobierno nos dice que Chaitén está muerto, pero el otro lo revive a medias.

Creo que el volcán va a ser un buen polo de desarrollo. Si antes teníamos termas, la pesca con mosca y senderos; ahora tenemos el volcán, el que se ha transformado en una visita obligada. Desde que subí a la cumbre con Mauricio Purto, pensé que el volcán, nuestro antiguo enemigo, se podía transformar ahora en nuestro aliado, en un polo de desarrollo.

Sala de Prensa – El Huemul

Fuente: Gentileza Diario El Llanquihue

Print Friendly, PDF & Email