Los deberes escolares y la actividad física

236

columnaHoy nuestra sociedad y especialmente los que participamos activamente en el mundo de la actividad física estamos empeñados en lograr un aumento significativo en la participación de niños y jóvenes en las  diversas actividades de carácter físico que se desarrollan en nuestro país, no hablo solo de las actividades deportivas, sino también las del ámbito recreativo. Pero al poco andar me doy cuenta de lo complejo que es esto, ya que existe un sinnúmero de elementos que están involucrados en la posibilidad de desarrollar efectivamente estas actividades y que van desde aspectos climáticos, familiares, educativos, etc. y que inciden directamente en la práctica de la actividad física.

Quiero detenerme en uno de estos aspectos y que guarda relación con los deberes que tienen los estudiantes en los establecimientos educacionales de nuestro país, sin la intensión de juzgar o analizar, sino simplemente reflexionar sobre este elemento.

Existe un gran porcentaje de estudiantes de enseñanza básica que tienen la fortuna de tener dentro de su carga académica 4 horas semanales de educación física, lo cual les permite desarrollar actividades en este ámbito en forma sistemática, existiendo además otro grupo de estudiantes que aún mantienen las 2 horas semanales tradicionales, por lo tanto, a pesar de los grandes esfuerzos desarrollados, la actividad física que desarrollan nuestros niños y jóvenes aún es insuficiente, si a lo anterior le sumamos la gran cantidad de deberes escolares, entiéndase, lecturas complementarias en cada asignatura que por muy breves que sean involucran a lo menos una hora diaria, trabajos de investigación, pequeños controles efectuados por los docentes que buscan desarrollar el estudio sistemático en los estudiantes y normalmente una o dos pruebas semanales, nos encontramos ante una gran problema, ya que estos estudiantes que inician su jornada escolar a las 8:00 de la mañana y la terminan a las 16:30 y en algunos casos a las 17:00 horas, no poseen el tiempo adecuado para poder efectivamente participar de actividades físicas o recreativas fuera de sus establecimientos educacionales.
Además aquí aparece la disyuntiva de cumplir con los deberes escolares o asistir a alguna actividad deportivo-recreativa, si se opta por lo deportivo recreativo inmediatamente se debe dejar para un horario nocturno los trabajos, estudio, lecturas u otros que se deban desarrollar, la pregunta es ¿hasta qué hora es prudente hacer esto?, si un estudiante promedio se levanta a las 6:45 horas para poder llegar a tiempo a su establecimiento educacional y que al terminar su jornada se demora entre 45 minutos a una hora en llegar a su domicilio, imagino además que al llegar a su domicilio deberá alimentarse y descansar un espacio de tiempo antes de emprender cualquier actividad para que sea provechosa, entonces pienso ¡compleja tarea la de éste estudiante!, ya que compatibilizar ambas cosas es muy difícil y riesgoso, tomando en consideración que el resultado de rendir menos en una de ellas, es a lo menos complicado, ya que si no cumple con sus deberes escolares tiene una sanción inmediata o de resultado inmediato, pero si no participa de una actividad física o recreativa, la sanción o resultado no es tan inmediato, pero si más dañino.
Creo, que es importante tomar conciencia que debe existir un real equilibrio entre la formación de la mente y el cuerpo, ya que lamentablemente se está utilizando gran parte del tiempo libre de los estudiantes en desarrollo de aspectos cognitivos en desmedro del desarrollo de los aspectos físicos que incidirán directamente en la calidad de vida de nuestros jóvenes. El llamado es a equilibrar las exigencias académicas ya que el estudiante no solo debe cumplir con deberes que busquen un adecuado desarrollo en el ámbito intelectual, el cual posibilitara lograr objetivos académicos o profesionales en el futuro, sino también lograr un adecuado desarrollo en el ámbito físico y emocional el cual le posibilitara una adecuada calidad de vida hoy y siempre.

Por: Alejandro Diaz
Director Ped. Ed. Física
Universidad San Sebastián

Sala de Prensa – El Huemul

Fuente: Gentileza Diario Electrónico Datossur

Print Friendly, PDF & Email