Llegó el malvado gorgojo del pino a Futaleufú

400

Insecto que destruye plantaciones, proveniente de la Patagonia argentina, se ha asentado ahora en Futaleufú en la Provincia de Palena. La larva de este bicho es la más letal ya que al alimentarse de la planta la destruye inexorablemente, y actúa como plaga.

gorgojo1 (1)El Ministerio de Agricultura a través del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, de Los Lagos, detectó por primera vez en el país la presencia del gorgojo de la corteza del pino (Pissodes castaneus). La detección de este insecto se produjo en la comuna de Futaleufú  durante las acciones de vigilancia fitosanitaria forestal que desarrolla el organismo del agro en la provincia de Palena.

El director regional del SAG, Alfredo Fröhlich, explicó que desde el año 2011 el Servicio ha realizado prospecciones en árboles de pino que se ubican en sectores colindantes con la Patagonia argentina, debido a que esta plaga se encuentra presente en esa zona del país trasandino desde el año 2005.

El gorgojo de la corteza del pino es una plaga cuarentenaria ausente en Chile, de origen europeo, que presenta una amplia distribución geográfica a nivel mundial. Su presencia se ha detectado en Europa, Norte de África y América del Sur (Brasil, Uruguay y Argentina) y sus principales hospederos son coníferas de la familia de los pinos (Pinus, Abies, Larix y Taxus).

El daño más importante ocasionado por las larvas de esta plaga se da en la parte baja del tronco del pino,  ya que destruye el sistema vascular, interrumpiendo de este modo el flujo de la savia, hecho que produce el marchitamiento y la desecación paulatina del árbol. “Esta plaga también puede afectar a las plantaciones jóvenes de pino, debido a que los adultos de este insecto pueden desarrollarse en restos de cosecha de la rotación anterior y dañar a las plantas nuevas”, precisó el director regional del SAG.

“Tras la detección, personal experto del SAG sigue trabajando en Futaleufú. Las observaciones en terreno permitirán evaluar distintas medidas fitosanitarias, tales como la cuarentena del área de detección y un rango cercano, la supresión o erradicación del brote u otra que se estime necesaria para proteger los recursos forestales de Chile”, finalizó Fröhlich.

Sala de Prensa – El Huemul

Print Friendly, PDF & Email