Tres acontecimientos de la política pública, en Educación, Salud y Vivienda,  ocurridos en los últimos 3 días en nuestra Región de Los Lagos, reflejan el Chile mejor que heredará el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Estamos implementando avances anhelados por mucho tiempo, generando un Estado que apoye a las familias en su lucha por más bienestar.

En el cumplimiento del tercer año de Gobierno podemos afirmar con orgullo que cada acción desplegada y los rostros de satisfacción de las personas al acceder a un derecho por el cual trabajamos juntos, refleja de que nos hicimos cargo y en serio de las demandas por una vida mejor, por un Chile menos desigual.

El reciente encuentro de la Ministra Paula Narváez con más de un centenar de estudiantes de primer año que inician sus carreras con gratuidad en la Universidad de Los Lagos –de los más de 4 mil en la región-, la esperada inauguración del Centro de Salud Familiar Antonio Varas de Puerto Montt, y la masiva entrega en la capital regional de nuevos 240 subsidios para iniciar construcción de viviendas -que se unen a más de 10 mil entregados desde 2014 a la fecha-, da cuenta de este trabajo que no ha terminado. Recibimos un país en que en diversos ámbitos sólo el mercado podía satisfacer demandas de las personas y con firmeza planteamos que no podíamos seguir perpetuando una situación de desventaja.

Y lo sabemos: no ha sido fácil, pero podemos afirmar con orgullo que movimos el cerco de lo posible. Nos atrevimos a hacer participar a miles de habitantes de nuestra región en un diálogo sobre una nueva Constitución y en un contexto de permanente tensión, impulsamos leyes concretas para terminar con la contaminación del dinero de las empresas sobre la actividad pública. Defendiendo a una ciudadanía con bajo nivel de confianza, le estamos poniendo fin al abuso al restablecer la pena de cárcel por el delito de colusión.

Tenemos la claridad de que los cambios impulsados deben ser sostenibles o no son cambios. La responsabilidad política y fiscal ha reflejado nuestro hacer y en ese sentido, fuimos los primeros en entender que debíamos hacer ajustes y transformaciones graduales.

Hoy, casi 235 mil jóvenes chilenos ya estudian con gratuidad en educación superior y existen más de 35 mil cupos más en salas cuna y jardines infantiles. Avanzamos en pensiones, en el aporte familiar permanente, disminuimos la pobreza y a los nuevos hospitales en nuestra región y el país hemos incorporado 740 médicos a la atención primaria.

El Acuerdo de Unión Civil le ha dado una alternativa de convivencia a más de 10 mil parejas del mismo sexo; creamos el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género que da herramientas para avanzar en oportunidades y derechos de las mujeres.

Hemos buscado un territorio más igualitario: a 6 de cada 10 personas les bajó la cuenta de luz lo que favorecerá a unas 300 mil familias de la región.

Nos restan transformaciones estratégicas que sellar y queda un año de labor incasable, pero hoy, un Chile más justo e inclusivo comienza a tomar fuerza en cada rincón de nuestro territorio.

Por Francisco Reyes Castro
Seremi de Gobierno Región de Los Lagos

elhuemul.cl

 

No hay comentarios