La inviabilidad de los proyectos Bardón, Chillán 1 y 2, Futaleufú, Puelo y Huechún sería la razón por la cual la empresa habría renunciado a los derechos de agua según información oficiada esta tarde.

El directorio de Endesa Chile decidió renunciar a los derechos de aprovechamientos de aguas asociados a cinco proyectos hidroeléctricos por 821 MW por no ser viables económica ni socialmente.

Se trata de los proyectos Bardón (río Cautín, Región de La Araucanía, 14 MW), Chillán 1 y 2 (río Chillán, Región del Biobío, 17 MW), Futaleufú (río Futaleufú, Región de Los Lagos, 1.330 MW), Puelo (río Puelo, Región de Los Lagos, 750 MW) y Huechún (Región Metropolitana, 40 MW). La compañía anunció que castigará para el ejercicio 2016 el 100% de la inversión vinculada a ellos que totaliza US$ 52 millones.

Puelo1

“La voluntad de Endesa Chile es que sólo se llevarán a cabo iniciativas que sean viables (…) En el caso de estos proyectos, hemos concluido que no son viables, por tal motivo estamos devolviendo estos derechos de agua al país para que puedan ser utilizados para otro tipo de desarrollo”, explicó el gerente general de la compañía, Valter Moro.

Según la compañía, la decisión fue adoptada tras un “cuidadoso análisis que consideró tanto la rentabilidad de estas iniciativas como su impacto social y ambiental, además el análisis concluyó que estos proyectos no son viables técnicamente ni económicamente”.

“Adicionalmente las actuales condiciones de mercado, con precios a la baja, no dejan espacio para estos proyectos en el mediano y corto plazo. Y dado que hay patentes asociadas al no uso de los derechos de aguas, ello representa un pasivo para la compañía”, argumentó la empresa.

elhuemul.cl

No hay comentarios